El ex presidente y actual senador nacional Carlos Saúl Menem murió hoy a los 90 años. Durante el año tuvo diferentes complicaciones de salud y días atrás había sido internado en el Sanatorio de los Arcos, por una “infección urinaria” que se le complicó y tuvo que ser inducido a coma. Responsable de un modelo económico neoliberal que desencadenó en una severa crisis a principios del 2000 y cuyas consecuencias aun persisten.

Carlos Saúl Menem nació en Anillaco, La Rioja, el 2 de julio de 1930 y fue presidente de la nación durante diez años. Asumió el poder el 8 de julio de 1989 y terminó su presidencia el 10 de diciembre de 1999, fecha en la cual fue sucedido por el radical Fernando De la Rúa.  

El ex mandatario estudió abogacía en la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba. En esos años, Menem conoció al presidente Juan Domingo Perón mientras comenzaba su militancia en el movimiento peronista. Se recibió de abogado un par de meses antes de que la “Revolución Libertadora” derroque al entonces presidente. Durante esos años, el dirigente  fue detenido acusado de ser parte de una “conspiración” para derrocar a la dictadura que estaba en pie. Sin embargo, tras su liberación fundó la Juventud Peronista de La Rioja en la clandestinidad. 

Con una extensa carrera política, en el momento del termino de la proscripción del peronismo, Carlos Saúl Menem fue elegido gobernador de La Rioja en 1973 hasta el 24 de marzo de 1976, año en que fue depuesto por la Junta Militar que llegó al poder tras un golpe de Estado. Con la vuelta de la democracia en 1983, Carlos Menem volvió a ser elegido gobernador de esa provincia, puesto que ocupó hasta 1989, año en el cual se convertiría en el presidente argentino. 

De su presidencia quedó el recuerdo de múltiples decisiones que llevaron a estabilizar la hiperinflación que vivía el país tras el gobierno de Raúl Alfonsín y hubo inflación mínima. Además, se generó un crecimiento del Producto Bruto Interno. No obstante, esos cambios se generaron a través de privatizaciones y de una convertibilidad que luego decantaría en un aumento de la pobreza y disparidad económica que desencadenó la crisis del 2000. Vale decir, además, que las privatizaciones de empresas estatales provocaron desempleos en un índice por encima del 10% en la población.  Incluso, hasta se privatizaron las jubilaciones en las conocidas AFJP.  Por otro lado, también se llevó adelante la Reforma de la Constitución de 1994 que le permitió la reelección que le terminó dando la victoria y el segundo mandato.  

 

 

Fuente Tiempo de San Juan