Una mujer de 40 años fue herida a puñaladas en su casa de la localidad santafesina de Rufino al ser atacada por su pareja, que se fugó, y salvó su vida porque “se hizo pasar por muerta”, según indicó el padre de la víctima.

La víctima es Carina Blangetti, quien recibió 27 puñaladas de su pareja, identificado como Facundo Crocco, con quien mantenía una relación desde hace seis meses.

Según la investigación, la mujer fue encontrada herida en la puerta de ingreso a su vivienda, en Garín al 300, apoyada en una silla y con manchas de sangre. Alcanzó a pedir auxilio cuando pasó por la puerta de su casa una camioneta policial.

La víctima recibió cortes en el cuello, los brazos, el estómago y la zona del hígado. Está internada en un sanatorio de esa ciudad pero a pesar de la cantidad de heridas recibidas está fuera de peligro, dijeron informantes judiciales.

Crocco es buscado en los alrededores por personal de la Agencia de Investigación Criminal de la Policía de Santa Fe.

“Él salía, entraba, le pegaba una puñalada y volvía a salir”, contó José Blangetti, padre la víctima, quien aseguró que su hija salvó la vida porque “se hizo pasar por muerta”.

El hombre contó que “la última (vez que ingresó a la casa) le dijo ‘te pego la última puñalada porque ya estás muerta’, y dijo que se iba al campo y se iba a matar él”.

Además, contó en declaraciones reproducidas por la agencia Télam, que la pareja de su hija “era un muchacho muy servicial, muy atento con la gente. Algo ha tomado este chico, no sé si alcohol o drogas, y se le ha dado vuelta la cabeza”, especuló el hombre, quien dijo que Crocco trabaja en un comercio de venta de pollos.

Los investigadores realizaron dos allanamientos en procura de pistas sobre el hecho, calificado como tentativa de femicidio, precisaron los voceros.

Fuente Tiempo de San Juan