Aries

Estas personas están dominadas por los instintos y pasiones. Afrontan la vida como si se tratara de una batalla o un gran reto, haciendo también lo mismo en el amor. Se enamoran con la velocidad del rayo aunque también pueden enfriarse del mismo modo. Se trata de uno de los signos más ardientes y el sexo es esencial para ellos. Le estimulan los retos y desafíos pero pueden perder el interés una vez que consiguen lo que quieren. Muy atrevidos y lanzados en el amor. Pueden ser muy celosos y posesivos.

Tauro

Estamos ante el signo más sensual y dionisiaco, el amor es esencial para ellos aunque no de forma platónica sino que necesita llevarlo a su realización material y sexual, poder gozar de los placeres más refinados. El erotismo y contacto físico son cruciales para su realización como persona y su felicidad. En el amor es muy tenaz y siempre va sobre seguro, sabe esperar si es necesario pero no parará hasta lograr lo que desea. Busca una unión sólida y estable y sus sentimientos son profundos. Es celoso y posesivo.

Géminis

La cabeza predomina sobre el corazón y las pasiones en estos nativos. Le encanta experimentar, busca y le estimula la variedad en el terreno afectivo y sexual. Son seductores natos y les encantan las aventuras y flirteos (Don Juan Tenorio es su prototipo ideal). Necesita relacionarse, le aterra la soledad y se adapta estupendamente a toda clase de personas y situaciones. No quiere ataduras, busca ser libre e independiente. Le atrae la inteligencia, poder aprender de su pareja. Gran facilidad de palabra.

Cáncer

Es el signo más sensible del Zodiaco y en el amor necesita una profunda empatía entre sentimientos y emociones, casi fusionarse con la persona amada. Anhela recibir toda clase de cuidados, mimos y muestras de afecto. La vida íntima y la familia son lo más importante para ellos. Busca a su “alma gemela” y construye en torno a ella una historia maravillosa (Dulcinea o el Príncipe Azul). Tiene un lado muy maternal en su interior, cuida y protege a su amado-a y a su vez busca lo mismo. Su meta es construir un hogar.

Leo

Estas personas se quieren a sí mismos más que a nadie pero a la vez son nobles, cálidos, generosos y con una gran capacidad de amar. Tienen el listón altísimo y buscan a alguien que esté a su altura pero la gran mayoría de las veces no pueden encontrarlo y pueden llegar a ser desgraciados en el amor. Sus instintos y pasiones son muy poderosos y se entrega a todo tipo de escarceos y aventuras. Es un seductor nato, encantador y muy atractivo cuando le interesa. Si se enamora de verdad se entregara para siempre.

Virgo

Este es un signo difícil para el amor y el sexo aunque no se debe al infortunio sino más bien a su personalidad, suelen encontrar la felicidad en la segunda mitad de su vida. Tienden a evitar el mundo de los sentimientos e instintos o se desenvuelven mal en él debido a miedos, inhibiciones o tabúes ético-religiosos. Son profundamente exigentes y buscan a alguien que roce la perfección, rápidamente captan los defectos y limitaciones de su pareja. Van poco a poco y sobre seguro, empezando con una amistad.

Libra

Para estos nativos el amor es lo más importante de su vida y lo necesitan casi como el aire que respiran. Su personalidad es ideal para el amor, por lo general es dulce, bondadoso, agradable y sensual, cuida mucho su imagen y modo de presentarse. Ama la paz y huye de las tensiones y conflictos. Es el signo mejor dotado para la convivencia, se adapta mejor que nadie a la otra persona. Le aterra la soledad y su ideal de felicidad reside en la pareja. Su palabra clave es “armonía” y sabe sacar lo mejor de las personas.

Escorpio

Este es el signo más pasional y ardiente de todos aunque no lo aparenta de cara al exterior donde cultiva una imagen fría y controlada. El amor y el sexo es esencial para ellos, el resorte que mueve su vida. Posee un intenso magnetismo psíquico y sexual. Ama y desea con la máxima intensidad, el erotismo le abrasa en su interior. Terriblemente celoso y posesivo, no perdona ni olvida una afrenta. Tiene un profundo conocimiento de sí mismo y de la naturaleza humana. Amores pasionales, volcánicos y atormentados.

Sagitario

Estas personas tienen una visión muy positiva del amor y el sexo e intentarán vivirlo con la mayor plenitud y confianza. Viven el momento y se adaptan con gran facilidad pero también aman la libertad e independencia y no les gustan las ataduras. Son muy aventureros en el amor y les fascinan las personas que pueden enseñarles cosas. Siempre se quedan con lo positivo de la vida y las personas. Buscan una pareja vital y optimista, un compañero para el viaje de la vida. En el fondo sueña con una relación estable.

Capricornio

Estas personas suelen tener un destino difícil en la vida y en el amor, la segunda mitad de la vida suele ser su época más feliz. La realidad choca contra sus sueños e ilusiones y para alcanzar sus metas tiene que luchar duramente. En su juventud puede sufrir frustraciones o fracasos en el amor pero el tiempo y su voluntad de hierro le llevarán a la meta deseada. Reprime o controla sus impulsos y espera el momento de poderlos liberar. Importancia de la familia y busca entablar relaciones sólidas y profundas.

Acuario

Los nativos de este signo son diferentes a los demás, van por otros caminos. Sociables y abiertos, se adaptarán a todo tipo de personas y circunstancias pero valoran por encima de todo la libertad e independencia, por ello su relación ideal es la amistad considerada como un fuerte vínculo espiritual y a la vez libre de compromisos y ataduras. Huye de la dependencia emocional. Siente el amor de un modo diferente, da uniones libres. Busca su alma gemela y se fijará en la persona sin importar la edad o el sexo.

Piscis

Estos nativos están llenos de amor, pueden dar sin esperar nada y llegar al sacrificio por sus seres más queridos. Buscan la unión de almas y se entregan profundamente. Es el signo más romántico y soñador y creen profundamente en el verdadero amor. A menudo tienen amores platónicos o imposibles e idealizan a la persona amada. Pero también tiene otro lado mucho más sensual que busca los placeres más refinados, morbosos y sofisticados. Tienden a amar a quienes no lo merecen o no les corresponden.

Fuente Tiempo de San Juan