ACUARIO

Los nacidos bajo este signo son muy habladores. En principio es una ventaja, pero es cuestión de tiempo para que se equivoquen. A veces cansarán con su parloteo generando aburrimiento o, lo más probable, tanto hablar terminarán diciendo alguna frase desafortunada respecto de alguna característica física de su interlocutor. Y cuando intenten arreglarla, lo empeorarán. Luego seguirá un incómodo silencio.

CÁNCER 

Despistados por naturaleza. Son detallistas y se acuerdan de las fechas importantes en el amor, pero cuando tienen que organizar un agasajo les saldrá mal por torpes. Se olvidarán de la reserva, llegarán tarde a la cita o no tendrán combustible en el auto para la vuelta. Todo redundará en incomodidades que hará imposible una segunda oportunidad en el amor cuando se trata de una primera vez. Sin embargo, si la relación es larga, sus parejas ya saben cómo son y los quieren así.

SAGITARIO

Llevan el ridículo en la sangre. No tienen vergüenza de nada y se animan a todo, por eso terminan cometiendo torpezas en el amor. Mandan mensajes extremadamente vergonzosos a través de las redes sociales y ni se enteran de que están quedando mal e incomodando a sus parejas. Además son muy propensos a los accidentes menores. Si abren una botella de espumante el corcho indefectiblemente le pegará a alguien; si van a desvestirse a la hora de la acción en la cama su ropa se enredará y caerán al piso; o bien: si intentan ser atentas o atentos al abrir una puerta, alguien saldrá lastimado en su ojo.

Fuente Tiempo de San Juan