En las últimas horas, un campeón mundial de karate se encargó de evitar que un ladrón saliera ganando luego de robar unas zapatillas de un comercio ubicado en la calle San Nicolás al 500 este miércoles alrededor de las 10:30.

Eduardo Rocchi tiene 53 años y desde los diez que se dedica a practicar artes marciales.Cuando vio al delincuente huir tras el robo, lo interceptó y paralizó con tomas de karate, impidiendo que escape. Rocchi no es ningún improvisado: representó en varias competencias al seleccionado argentino y fue campeón del país.

“Estaba en plena peatonal, donde hay tres o cuatro lugares que la gente desayuna afuera y toma su café, muy concurrida. Empezamos a sentir gritos y yo estaba de espalda en una mesa a un costado con unos amigos. Había corridas, gritos: “atrápenlo”, “ladrón”. Me levanto, me doy vuelta y veo que alguien viene saltando bancos y una moto. En la trayectoria, golpea o empuja sin querer a una persona de tercera edad, me imaginé que era él quien había hecho algo”, dijo el karateka.

Continuando con lo ocurrido, el sensei afirma que caminó 10 metros y se lo cruza por el camino. Al tener conocimientos de una técnica de defensa, lo bloquea y de esta forma, lo tira al piso. Cuando el ladrón se encontró indefenso, Rocchi lo palpa por si poseía algún arma y le pregunta si venía acompañado. Según lo que le respondió el hombre, estaba solo y no tenía ningún recurso para defenderse.

“Primero quería zafar y luchar. Lo calmé un poco, le dije que no se iba a mover de ahí. La gente quería que lo golpee o que lo desnude, gritaban algunos. Todas las personas estaban de pie, pero nadie hacía nada ”. El profesor de karate agregó que no quería involucrarse con el hecho, “no pretendía ir a declarar porque sé que después lo largan, la verdad es esa. Simplemente actúo, como hubiera actuado en cualquier momento”.

En ese momento, según las declaraciones de Rocchi, se acercaron los empleados del local que sufrieron el robo y él comienza a sacarle las pertenencias de la mochila, como se observa en el video. “El muchacho ya temblaba a lo último porque la gente se enerva, es muy loco todo lo que pasa”, agregó.

Mirá el video.

Teniendo en cuenta el relato del sensei, un policía federal que se encontraba en ese momento custodiando en el ANSES, al ver el tumulto de personas, se acercó para verificar si estaba todo en orden. Luego de que los vecinos le comenten lo sucedido, se encargó de subirlo a la patrulla, pero todavía no se sabe con certeza si el ladrón se encuentra en una comisaría.

(Fuente: Clarin)

Fuente Tiempo de San Juan