El legislador radical José Ascárate (Juntos por el Cambio) afirma que se registró un posible caso de “vacunación VIP” en contra del coronavirus en Tucumán.

El opositor advirtió que una empleada del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) con parentesco en el ámbito político comenzó a recibir las dosis de Sputnik el 20 de enero pasado, a pesar de que -según dijo- no formaría parte de la “primera línea” en la batalla contra la covid-19.

Ante esta situación, el radical resolvió elevar un pedido de informes dirigido a la titular de la cartera sanitaria, Rossana Chahla, a fin de que se indiquen las razones por las cuales se procedió a dicha inmunización.

“Estoy solicitando que se detalle a la Legislatura provincial si la señora Verónica Rojkés integra los grupos de riesgo o está en las áreas de atención directa de covid-19 en el Siprosa. Está claro que es una persona menor a 40 años. Caso contrario, esta sería la prueba de que también existe discrecionalidad y tratamiento ‘VIP’ en las vacunas que llegan a Tucumán”, señaló Acárate.

El opositor cuenta con dos capturas de pantalla de la red social Instagram de la cuenta de Rojkés, que es odontóloga y se desempeña como empleada del Departamento de Educación Sanitaria del Ministerio de Salud Pública.

Fuentes de esa cartera desmintieron categóricamente que se trate de un caso “VIP”. Advirtieron que Rojkés -hija del periodista y conductor televisivo Carlos Rojkés, quien falleció por coronavirus- se inscribió como voluntaria dentro de un programa al cual pueden acceder la totalidad de los empleados del Ministerio de Salud, sean médicos afectados a la atención de pacientes con covid o no.

Y aclararon que, en ese marco, se está procediendo a inmunizar a la totalidad del personal de las distintas áreas internas.

De hecho, añadieron, además de la sobrina de la ex senadora Beatriz Rojkés también se inoculó a algunos de sus compañeros, mientras que otros están a la espera de que se les asigne un turno.

Indicaron que Rojkés -quien por el momento optó por no formular declaraciones, aunque insistió en que recibió las dosis por haberse inscripto como voluntaria- tiene entre sus tareas asignadas recorridos “en territorio”, por lo cual también está expuesta a posibles contagios de coronavirus covid-19.

Ascárate no es el único legislador interesado en acceder a los datos relativos a la vacunación contra el coronavirus en Tucumán.

Integrantes de otros bloques de la oposición plantearon pedidos de informes a partir del escándalo registrado en Buenos Aires, donde se constató que allegados al Gobierno nacional habían recibido un trato preferencial para acceder a la inmunización. A partir de lo ocurrido, el presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia a Ginés González García como ministro de Salud y designó en su lugar a la actual titular de la cartera, Carla Vizzotti.

Pese a ello, en Tucumán niegan que se hayan registrado casos similares y sostienen que la campaña avanza sobre la base de los protocolos establecidos “en función del criterio de riesgos”.