Un ladrón resultó detenido en la madrugada de este sábado, luego de que un grupo de vecinos de Rosario lograra divisarlo por las cámaras de seguridad, activara la alarma vecinal y luego llamara a la Policía, que lo aprehendió unas cuadras de donde sucedieron los hechos.  

El ladrón ingresó a una vivienda del barrio Echesortu, y robó una bicicleta rodado 26’’ color negra, tres boxer y dos pares de medias.

Sin embargo, el robo se vio frustrado cuando sonó la alarma vecinal, por lo que el delincuente dejó en la terraza lo robado y se arrojó desde un techo hacia un pasaje ubicado en la zona.

En el video de la cámara de seguridad se vio cómo el ladrón intenta descolgarse para reducir la distancia con el suelo. Pero al caer se lesionó una de sus piernas y terminó rengueando mientras algunos vecinos daban aviso a la policía.

A los pocos minutos, el personal del comando radioeléctrico logró detener al sujeto a unas cuadras del lugar del robo.

Finalmente, el ladrón confesó en qué terraza había dejado la bicicleta y la ropa interior que había intentado robar y la policía logró devolver todo a su dueño.

(Fuente: Crónica)

Fuente Tiempo de San Juan