ACUARIO

Tanto hombres como mujeres nacidos bajo este signo no creen en el matrimonio. O al menos les genera un miedo muy grande pensar en que deberán unir sus vidas -en principio para siempre- con otras personas. Para los acuarianos casarse y formar una familia significa el fin de la libertad y lo pensarán mucho, muchísimo antes de dar el sí o asumir un compromiso. Sin embargo, después de cierta edad, aproximadamente después de los 35 años comienzan a mirar la idea con otros ojos y, si deciden casarse, no la pensarán tanto y correrán al altar.

SAGITARIO

Los sagitarianos no solo son duros para casarse, sino también para tener hijos una vez que dieron el sí. Todo lo hacen paso a paso y estirando lo más posible cada etapa. Prefieren decir que están saliendo a reconocer un noviazgo, conservarán la soltería todo lo que puedan. Convivencia antes que casamiento. Matrimonio y pareja antes que hijos y siempre extrañarán los años en los que vivían con menos compromisos. Por eso ante una mínima adversidad pondrán excusas para dar un paso tan importante y dudarán poco si tienen que separarse.

GÉMINIS

La debilidad de los geminianos y geminianas es que son muy “picaflores”. No son capaces de asumir compromisos y también suelen ser celosos, por lo que sufren mucho cuando una relación toma el camino de la formalidad. Por este motivo no quieren noviazgos, están muy lejos de proponer convivencia y más todavía de pasar por el Registro Civil o cualquier iglesia. Sin embargo, las mujeres tienden a casarse porque no quieren perderse la experiencia, pero suelen hacerlo sin convencimiento y ante cualquier “propuesta de aventura” es posible que se olviden del “hasta que la muerte los separe”.

LIBRA 

Los nacidos bajo este signo tienen un nivel de toxicidad por metro cuadrado que supera al de cualquier accidente en una planta nuclear. Su inseguridad e indecisión les juega en contra para llevar adelante compromisos fuertes en sus relaciones de pareja. Los librianos son celosos y hasta se enojan si sus parejas no lo son con ellos. Obviamente les cuesta mucho asumir un noviazgo o encarar una vida en pareja. Para colmo es lo que sueñan, pero su inseguridad dinamita cualquier plan en este sentido y prefieren no casarse por miedo a sufrir. Si superan este obstáculo, se encuentran con un mundo nuevo que les sienta muy bien.

PISCIS

Los piscianos y piscianas tienen miedo de elegir mal: un hombre violento, una mujer que no los quiera, alguien que los manipule, una pareja infiel y, lo peor para los de este signo, alguien que deje de quererlos y los abandone. Por este miedo es que se les hace difícil encontrar a la persona ideal para compartir su vida. Finalmente la piensan tanto que suelen terminar solos y solas. O se casan, pero piensan que no deberían haberlo hecho y en poco tiempo llega el fracaso. Se centran demasiado en lo negativo y, buscando la pareja perfecta -que no existe- se les pasa la vida.

Fuente Tiempo de San Juan