Capricornio y Sagitario

La parte realista y estable del signo de Capricornio puede ir cara a cara con las metas impulsadas por los ideales y sueños de Sagitario. Para que se complementen de forma constructiva es necesario tener mucho respeto y reconocer que las cualidades de los demás pueden ser diferentes.

Leo y Virgo

La disputa sobre quién es el verdadero “jefe” en la relación es tanta que pueden terminar tratando de contenerse el uno al otro. Esto también puede suceder de manera desigual, especialmente cuando Virgo es más amable y está dispuesto a ceder. El leonino necesita tener mucho cuidado con su lado mandón. Cuando parecen iguales, esto se puede resolver.

Tauro y Piscis

Esta pareja suele tener mucho en común y aprenden el uno del otro de forma constructiva. Sin embargo, el lado soñador de Piscis puede ser podado por los pensamientos estables y el “pie en la tierra del Tauro”, a quien no le gusta correr riesgos. Cuando descubren cómo alcanzar el equilibrio sin interferir con el libre albedrío del otro, viven un amor especial.

 

Fuente Tiempo de San Juan