Luego de confirmarse 17 nuevos casos de Covid-19 en Formosa, el gobernador Gildo Insfrán decretó el regreso a Fase 1. Esto provocó la indignación de varios provincianos y cientos de ellos salieron a las calles a protestar al grito de “queremos trabajar”. Fueron reprimidos con balas de goma y gases lacrimosos.

Las fotos y videos difundidos por manifestantes, entre los cuales predominaban los comerciantes, muestran el avance de las fuerzas de seguridad sobre el pueblo formoseño que marchó a Casa de Gobierno. Entre ellas se puede ver mucho humo, gritos y heridas de diversa magnitud. La reacción de la policía comenzó cuando los manifestantes pasaron una valla de seguridad puesta en el lugar.

Sin hacer lugar al reclamo de los formoseños, el gobernador Insfrán justificó la medida y defendió las políticas aplicadas en Formosa para enfrentar al coronavirus, a pesar de que muchos lo acusan de violar los derechos humanos con las restricciones impuestas. “Es la que tiene la menor cantidad de casos y de fallecidos en todo el país”, remarcó.

Varios políticos y personalidades expresaron su descontento por cómo se trató la situación en las redes sociales.

 

Fuente Tiempo de San Juan