ACUARIO (20 de enero al 18 de febrero)

Los acuarianos la tienen complicada cuando deben superar un amor que se termina. Se encariñan, se ilusionan, se enamoran y después se les complica. Pueden pasar años para olvidar a su ex y hasta sufren en el proceso. Eso sí, una vez que decidieron continuar adelante, la página se da vuelta para siempre.

PISCIS (19 de febrero al 20 de marzo)

Los piscianos se aferran a los buenos recuerdos de una relación que se terminó y siempre se quedan con la idea de que podrían volver en algún momento. No se obsesionan, pero guardan mucho afecto (tal vez amor disimulado) por sus ex parejas y se privan de comenzar una nueva relación sin ataduras al pasado. Sufren por sus ex y pueden tardar ¡toda la vida en olvidar!

ARIES (21 de marzo al 19 de abril)

Los arianos tienen suerte con respecto a las separaciones, pues las superan muy rápidamente. Son sumamente prácticos y piensan que si ya no están junto a una persona es porque viene algo mejor. Por supuesto, jamás cierran la puerta a una reconciliación, pero no se mueren ni sufren esperando que llegue. “Si se tiene que dar, se dará”, es su lema.

TAURO (20 de abril al 20 de mayo)

Los fuertes toros del zodiaco muestran mucha debilidad cuando de superar una ruptura amorosa se trata. Se sienten perdidos sin sus parejas, incluso si la relación no fue muy larga. Suelen ser muy dependientes desde el punto de vista afectivo y generalmente deben recurrir a la ayuda profesional de un psicólogo. Sufren mucho.

GÉMINIS (21 de mayo al 20 de junio)

Los nacidos bajo el signo de Géminis se ilusionan demasiado. Una relación que comienza a forjarse con buenas perspectivas, para ellos, es haber encontrado el amor definitivo. Pero si las cosas no progresan, se pegan un fuerte golpe anímico y en su autoestima. Superar la separación no le llevará más que unos meses, pero será un proceso doloroso.

CÁNCER (21 de junio al 22 de julio)

Los cancerianos toman muy en serio sus relaciones de pareja. Cuando se comprometen entregan su corazón por entero y se juegan el todo por el todo. Esto hace suponer que una ruptura puede ser difícil para los cangrejos. Sin embargo, rige el mismo principio cuando llega el fin de una relación: si ven que su compañero o compañera está fuera de su vida, superarán la situación en muy poco tiempo.

LEO (23 de julio al 22 de agosto)

Leo tiene una gran resiliencia en muchísimos aspectos de su vida. Tolera los embates del trabajo, los malos tiempos económicos y las enfermedades. Pero cuando se trata de aceptar que el amor se terminó, los leones actúan de manera muy diferente. Les cuesta horrores entender que la relación no va más. Se sienten confundidos, negados e intentan recomponer las cosas a cualquier precio. Para los de este signo no es nada fácil pasar a lo que sigue.

VIRGO (23 de agosto al 22 de septiembre)

Los virginianos tienen una buena estrategia para superar ex parejas y aliviar corazones adoloridos: buscan a sus amigos para hacer más llevadero el dolor y les da un gran resultado. Incluso más que el psicólogo o psicóloga, a los que también acuden y aprovechan muy bien. Su dolor pasa pronto y, casi sin darse cuenta, ya están listos para intentarlo de nuevo.

LIBRA (23 de septiembre al 22 de octubre)

El problema de Libra para superar a una o un ex es el rencor. Los de este signo no aceptan fácilmente una ruptura y las dificultades pasan por no perdonar ni entender que hay cosas que no funcionan. Por este motivo los librianos tardan mucho, pero mucho tiempo en superar una separación. Pueden ser meses, incluso un par de años los que demoren en seuir adelante.

ESCORPIO (23 de octubre al 21 de noviembre)

Enroscados es la palabra que mejor define a los escorpiones. Luego de una separación se quedan pensando día y noche “¿qué falló?” y no se lo pueden quitar de la cabeza. A su vez hacen todo lo posible por reanudar la relación, casi siempre de manera irracional. Es más, habiendo comenzado una nueva relación, son capaces de intentar clandestinamente recuperar la que perdieron.

SAGITARIO (22 de noviembre al 21 de diciembre)

Los sagitarianos son muy cerrados con sus temas personales. Por supuesto: sus sentimientos son de los temas más personales que pueden tener y no los comparten con nadie. Por eso no recurren a la ayuda de un profesional y se encierran en un mundo de dolor que apenas logran ocultar, pero los atormenta permanentemente. Viven llorando en secreto y soledad. ¡No sean tercos sagitarianos! hay amigos, familiares y profesionales que los pueden ayudar a superar mejor estos pasajes de la vida.

CAPRICORNIO (22 de diciembre al 19 de enero)

¡Qué fríos son los capricornianos! Tienen corazón, pero no dejan que se note mucho. Jamás van a derramar una lágrima por nadie, mucho menos por una ex pareja. Y si los dejó, con más razón todavía. Lo bueno es que no se trata de orgullo, sino de autoestima y de su personalidad altamente calculadora. Para las cabritas hay cosas más importantes en la vida que una ruptura sentimental y por eso no están dispuestos a dedicarles demasiado tiempo.

Fuente Tiempo de San Juan