El Gobierno confirmó esta mañana que la semana que viene llegarán al país otras 3 millones de dosis de la vacuna Sinopharm fabricada en China. Será la segunda remesa que arribará desde Beijing tras el primer envío de 1 millón que ya se empezó a aplicar al personal docente.

Ese desarrollo por ahora sólo fue aprobado para ser aplicado en la población de entre 18 y 59 años, por eso no se emplea en adultos mayores.

El presidente Alberto Fernández había anticipado el lunes pasado en una entrevista televisiva que un nuevo acuerdo con Sinopharm era inminente. También informó en ese reportaje que se había logrado “con la Federación Rusa fijar un cronograma de entregas que todas las semanas nos permita contar con vacunas Sputnik V”. Todavía no hubo novedades respecto de este anuncio a nivel oficial.

El Presidente había agregado que “hemos comprado tres millones de vacunas adicionales a Sinopharm. Se supone que en lo que queda de marzo tendrían que estar entrando otras 580 mil dosis de Astrazeneca”. De esta última variedad, la que se fabrica en conjunto con la Universidad de Oxford y cuyo nombre comercial es Covishield, nuestro país ya recibió un embarque desde la India el 17 de febrero, también con 580 mil dosis.

Por las vacunas de Sinopharm que llegarán la semana próxima el contrato con el laboratorio chino se terminó de cerrar ayer. Requieren para su traslado una refrigeración de entre 2 y 8 °C. Para embalarlas se utilizan “envirotainers”, que son contenedores especiales con control activo de temperatura. La vez anterior, el 25 de febrero a última hora de la noche, la primera carga de un millón de dosis arribó en dos tandas. La primera en un avión de Qatar Airways que cargó 904 mil y el resto en la bodega de una aeronave de KLM-Air France que decoló en Ezeiza tres días más tarde. Aún se desconoce la logística a emplear en esta ocasión.

Fuente: Infobae 

Fuente Tiempo de San Juan