Este miércoles detuvieron en el barrio Mirasoles de Monte Grande a Sergio Daniel Nazer, un conocido productor de espectáculo, representante de artistas y hombre muy renombrado en el mundo del folklore. La detención fue llevada a cabo por la división Trata de Personas de la Policía Federal Argentina, en una causa de la UFI Nº 3. El delito por el que se lo imputa es: grooming en concurso ideal con corrupción de menores.

Nazer, de 61 años, es investigado por casos que datan desde al menos 2018 hasta el año pasado. Su presunto modus operandi era contactar a jóvenes por la red social Badoo para ofrecerles dinero o regalos a cambio de sexo. Algunas de ellas tenían 14 y 16 años, según revelaron fuentes cercanas al expediente a Infobae.

La causa comenzó luego de una denuncia de alguien de su entorno cercano, que, horrorizada ante la situación, contactó al estudio de la abogada Ana Rosenfeld, con las penalistas Florencia Arietto y Alejandra Bellini, para llevar el caso ante la Fiscalía General de Lomas de Zamora. Por lo pronto, no hay un número final de víctimas de acuerdo a las fuentes consultadas. “Turismo sexual” es un término que se repite. Entre los delitos que se barajan en el caso se encuentra la posible trata de personas, además de facilitación de la prostitución.

Nazer será indagado mañana por la fiscal Pérez. Por lo pronto, la prueba con la que cuenta la fiscal es fuerte, según afirmaron fuentes del caso.

La evidencia principal para sustentar la acusación son las capturas de pantallas de los chats del manager y productor en Badoo, con fotografías incluidas. La mujer que realizó la denuncia aportó información que fue clave para acceder a estas conversaciones.

Los teléfonos celulares secuestrados son clave en la investigación

Las víctimas, en su gran mayoría jóvenes de bajos recursos, fueron identificadas en Argentina, Colombia y Uruguay. Las conversaciones relevadas describen presuntas escenas de abuso. Una de las menores, que se estima de 14 años, colombiana, habría accedido a tener sexo con Nazer, quien podría ser su abuelo, por un paquete de leche en polvo.

Luego del contacto inicial en Badoo, Nazer continuaba las conversaciones por celular tras darles a las jóvenes su número privado. Las conversaciones relevadas hablan claramente de situaciones sexuales. Pero, por lo pronto, no hay una acusación de abuso ya que no se pudo constatar de forma física. Además de ser allanado en su casa de Mirasoles, la Policía Federal ingresó a un departamento en la zona porteña de San Nicolás: se secuestraron ocho teléfonos, cuyos contenidos serán clave en la investigación para determinar la naturaleza de los encuentros.

Fuente Tiempo de San Juan