Es muy complicado conocer a una persona a la que no le guste que lo mimen, acaricien o cumplan sus capichos. Pero hay otros que se ubican directamente en la otra punta.

Los individuos de los siguientes signos no terminar se sentirse plenos si no viven rodeados de caricias.

Aries

Los Aries son tercos y pueden actuar malcriados, pensando solo en lo que quieren y en sus propias necesidades. Le gusta hacer las cosas a su manera y espera que la gente acepte su liderazgo reaccionando y tomando lo que dicen. Puede enojarse mucho si algo no sale como se esperaba.

Géminis

Al Géminis le gusta que lo mimen y estará muy atento a las personas que intenten quitarle este privilegio o competir por él. No se siente cómodo hasta que consigue lo que quiere y puede exigir más, ya que tiende a ser indeciso. Este signo tiene dificultad para aceptar que no puedes tenerlo todo.

Leo

El leonino es mimado y siempre trata de lograr o recibir lo que quiere. Este letrero también busca ser priorizado en atención y hará todo lo posible por destacar. Una de sus intenciones es siempre recibir un trato y reconocimiento especiales.

Libra

Los Libra se echan a perder y pueden sentir fácilmente que están siendo perjudicados cuando las personas no hacen lo que quieren. Le gusta destacar y tener exactamente lo que cree que se merece, pensando en estrategias para conseguir lo que pide de forma directa o indirecta.

Piscis

Los piscianos quieren ser cuidados, amados y mimados tanto como puedan, porque así se sienten importantes. Suele estar agradecido, pero también puede dejar que su insatisfacción se manifieste de forma salvaje cuando no consigue lo que quiere y apela a la manipulación.

Fuente Tiempo de San Juan