En la primera revisión estratégica de seguridad, defensa y política exterior desde la creación del Brexit, el gobierno británico hizo referencia a su presencia militar en las Islas Malvinas. Aseguraron que esta permanecerá firme en las islas del Sur argentino para “protegerla de amenazas externas”.

En un documento de más de 100 páginas, los británicos señalan que “las Fuerzas Armadas disuadirán y desafiarán las incursiones en las aguas territoriales británicas de Gilbraltar” y que “mantendrán una presencia permanente en las Islas Malvinas, la Isla de Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico”.

Al respecto, una fuente del gobierno dijo a The Telegraph: “El Reino Unido está lejos de abandonar sus compromisos transatlánticos. Se están reforzando y se mantienen en alta consideración”.

Fuente Tiempo de San Juan