El caso del secuestro y desaparición de Maia Beloso, una niña de 7 años, en situación de calle, conmueve a todo el país.

La madre dejo ir a la niña con Carlos Savanz, un cartonero de 40 años al que había conocido hace unos días, y que se aprovechó de la confianza de la niña para secuestrarla tras la autorización de la madre de ella para que lo acompañe.

Carlos Savanz le habría ofrecido cambiarle por una más grande su pequeña bici, que horas después de la desaparición apareció en un volquete de basura.

En redes sociales piden difundir sin cesar la foto del hombre para facilitar su captura.

Todos los datos ensombrecen la expectativa de los investigadores, incluido el dato de que el secuestrador tendrá más de cinco denuncias por abuso, incluida la de su propio sobrino.

 

 

Fuente Tiempo de San Juan