Maia Beloso, la nena de siete años que era intensamente buscada desde la tarde del lunes, fue encontrada sana y salva en Luján, cerca de la Universidad.

Estaba junto a Carlos Savanz, su captor, que quedó detenido. Las fuerzas de seguridad incautaron además la bicicleta en la que se trasladaron ambos durante los últimos días, según quedó registrado en cámaras de seguridad de distintos partidos bonaerenses.

Según pudo confirmar Infobae de fuentes judiciales, Savanz cuenta con antecedentes. Había sido denunciado en marzo pasado por abusar de una menor de su familia.

La acusación la realizó hace aproximadamente un año su ex mujer y recayó en la UFI Nº2 de la jurisdicción de Presidente Perón. Según pudo saber este medio, Savanz convivía con la mujer y su familia en la localidad bonaerense de Guernica cuando fue denunciado.

Tras la acusación y la recolección de testimonios, los funcionarios judiciales calificaron la causa como abuso sexual simple, ya que según detallaron, la mujer lo denunció por “tocamientos” a la menor de edad. Luego, los fiscales del caso emitieron un orden para excluirlo del domicilio y el hombre se fugó. “Se lo buscó por todos lados pero no se pudo dar con él”, reveló una fuente del caso a Infobae.

Además, la misma fuente detalló que a la menor no se le realizó la cámara Gesell, una pericia clave en una causa de abuso sexual de menores, ya que cuando se hizo la denuncia regía la cuarentena obligatoria debido a la pandemia y ese tipo de peritajes se volvían difíciles de realizar. Por eso ordenaron de inmediato que el hombre sea excluido de la vivienda.

También, según pudo saber este medio, el abuso simple de la nena de su familia en Guernica sería el único antecedente que aparece en el registro penal de Savanz: no tiene entradas en el Servicio Penitenciario Bonaerense y tampoco carga con causas en la Ciudad de Buenos Aires.

(Fuente: Infobae)

Fuente Tiempo de San Juan