Este jueves por la mañana minutos antes de las 8 en la ciudad bonaerense de Luján, las cámaras del Centro Operativo de Monitoreo de dicha ciudad captaron a Savanz en su bicicleta circulando por una calle asfaltada y giró hacia un camino de tierra. A simple vista, parece que el hombre va solo, pero en realidad detras suyo llevaba una caja donde iba escondida Maia Beloso. 

La caja

Marina, una señora de La Plata que se encontraba en la zona porque llevaba a sus hijos al colegio, dijo en declaraciones al medio TN que siguió la bicicleta con el cartón en el canasto trasero y llamó al 911: “A ella no la vi en ningún momento. La vi cuando lo detuvieron que ahí salió la nena de atrás de la bicicleta”, expresó la mujer.

Maia había sido vista por última vez el lunes 15 de marzo cerca de las 9 de la mañana en el cruce de la colectora Dellepiane y Larrazábal, en el barrio porteño de Villa Lugano. Ese día por la tarde, su madre -que vive junto a sus hijos en una carpa precaria junto a la autopista Dellepiane en las inmediaciones del asentamiento Villa Cildañez del barrio porteño de Parque Avellaneda- denunció su desaparición en la Comisaría Vecinal 9C e indicó que su hija había salido por la mañana junto a un cartonero identificado como Carlos Savanz y no habían regresado.

Por el secuestro de Maia, Savanz quedará imputado por el delito de sustracción de menores que tiene una pena de 5 a 15 años de prisión.

Fuente Tiempo de San Juan