Brutal y demencial es lo que ocurrió esta semana en Buenos Aires. Un hombre se enojó con su vecino por la poda de un árbol y los atacó a los tiros. A su vecino lo mató y al jardinero lo hirió. Pero eso no es todo, el atacante entró a la casa de su víctima le abrió el gas a la garrafa y esta explotó.

El inimaginable hecho se produjo en el denominado Barrio San Javier, en el partido de Almirante Brown, cuando dos personas discutieron por la poda de un árbol, según relataron vecinos del lugar.

En medio de la pelea verbal, uno de los hombres extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar contra su vecino y contra el hombre que estaba cortando las ramas de la planta.

Tras matar a uno de los hombres, identificado como Diego Nicolás Peralta de 42 años, y herir a otro, Alfredo Filardi, de 68, el atacante conocido en el barrio como “polilla” ingresó a su casa, ubicada en Catamarca y Ceferino Ramírez y en donde aparentemente vendía garrafas.

Una vez dentro del domicilio, el asesino abrió el gas de los envases metálicos y luego se produjo una explosión que destruyó por completo la vivienda: la situación fue registrada por una cámara de seguridad y por un vecino.

Filardi debió ser trasladado al Hospital Zonal General de Agudos “Dr. Lucio Meléndez”, en donde lo atendieron por el disparo que recibió en su hombro derecho: los testigos señalaron que el hombre de 68 años habría intentado mediar en la discusión.  

El atacante fue detenido en el marco de la causa que quedó en manos de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) número 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Fuente: Perfil

Fuente Tiempo de San Juan