Un insólito episodio ocurrió en Lanús, Buenos Aires. Una oveja estaba pastando en una vereda y de pronto, un sujeto se bajó de un auto, subió al animal al baúl y se la llevó, aunque más tarde, la devolvió a sus dueño aunque les dijo que “no la quería para comer”.

Todo ocurrió cuando el conductor de un vehículo particular observó al pasar al animal. Luego de frenar su marcha y bajarse a ver qué acontecía, la oveja intentó alejarse, por lo que el hombre volvió a su auto, dio marcha atrás, por poco y no choca con otro conductor que pasaba por el lugar, volvió a bajarse y subió al ovino al baúl.

Luego huyó sin más, y toda la secuencia fue captada por la cámara de seguridad exterior de una vivienda de la zona, vecina de la propiedad de los dueños del animal, que lo habían dejado en la vereda para que paste con libertad.

Sin embargo más tarde el sujeto devolvió el animal a sus dueños y les prometió que “les iba a regalar un conejo blanco”.

(Fuente: Crónica)

Fuente Tiempo de San Juan