En Berisso, un hombre de 39 años falleció y su padre se vio sometido a una estremecedora situación. Es que, como está en silla de ruedas, debió convivir durante varios días junto al cuerpo de su hijo fallecido, quien habría perdido la vida por causas naturales.

En cuanto al anciano, las fuentes señalaron que se encontraba en situación de deshidratación y con un cuadro de depresión. Por eso lo trasladaron al Hospital Larraín por uno de los dos equipos del SAME que se hicieron presentes en el lugar.

La policía llegó a la vivienda tras el llamado de los vecinos. Al parecer, allegados a la víctima hacía varios días que “no sabían nada de él” y no se podían comunicar y había dejado de responder los mensajes.

Hasta el momento no trascendió más información del hecho.

(Fuente: Crónica)

Fuente Tiempo de San Juan