El 20 de marzo ocurrió un tiroteo masivo en un supermercado de la ciudad de Boulder, Colorado, Estados Unidos. El autor del crimen fue identificado como Ahmad Alissa, estudiante de informática de Siria, pero que vivió la mayor parte de su vida en Estados Unidos. Alissa fue detenido a las 15.28 (hora local), 48 minutos después y en un violento enfrentamiento a tiros con la policía, un oficial perdió la vida. Comunicaron que aún es muy pronto para asegurar cual fue el móvil del ataque. 

Según su perfil de Facebook (el cual fue eliminado), estudió en Arvada West High School y actualmente era alumno de Ciencias de la Computación en la Universidad Metropolitana de Denver (MSU).

En dicha cuenta, contactos del mismo apellido señalan ser originarios de Siria. Además de compartir frases del profeta Mahoma, es aficionado a la lucha libre. “Ha vivido la mayoría de su vida en Estados Unidos”, indicaron las autoridades en conferencia de prensa.

La policía indicó que sería “prematuro” divulgar hipótesis sobre el móvil del ataque, mientras continúan las investigaciones. Por ahora, la pesquisa sostiene que sería el único autor de la masacre.

El acusado permanece en el hospital, recuperándose de sus heridas por un disparo en la pierna en condición estable, y cuando sea dado de alta, posiblemente este martes, será transferido a prisión.

Tras más de un año -que ha coincidido con el de la pandemia- sin grandes tiroteos en Estados Unidos, el de Boulder es el segundo en apenas seis días tras los ataques a locales de masajes asiáticos de la semana pasada en Atlanta, que dejaron ocho muertos y que fueron ampliamente cubiertos por los medios.

El de Boulder se convirtió en el mayor tiroteo masivo en Estados Unidos desde agosto de 2019, cuando un hombre armado mató a 23 personas en un Walmart en El Paso (Texas).

Fuente Tiempo de San Juan