La localidad santiagueña de Figueroa está conmocionada por la muerte de un niño de 3 años. Su cuerpo fue descubierto por su propia madre dentro de una represa, distante 10 metros de su casa.

Según la investigación que lleva adelante personal de la Seccional 24 y la fiscal Celia Mussi, la víctima fue identificada como Simón Javier Gutiérrez.

Arribar al lugar no fue nada fácil para los policías. Con el auxilio del personal municipal, en tractor y camioneta, los efectivos pudieron sortear las inclemencias climáticas que tornaron intransitables los caminos.

Cuando las autoridades entrevistaron a la mamá de la víctima, ella les explicó que en la mañana perdió de vista a su hijo. Rápido, habría iniciado una desesperada búsqueda por alrededor de su casa.

A los pocos minutos descubrió el cuerpo del niño a los 10 metros, dentro de una represa en los fondos de la vivienda. Pese a que intentó reanimarlo, el chiquito ya se encontraba sin vida.

Derrumbada, la mamá tomó a su hijo en brazos para trasladarlo a su casa y alertó a las autoridades del hospital de La Cañada.

Ahora, la fiscal dispuso una serie de pericias y testimoniales.

(Fuente: El Liberal)

Fuente Tiempo de San Juan