El encuentro virtual de presidentes por el 30 aniversario del tratado de creación del Mercosur evidenció que el diálogo entre los países miembros está cruzado por el debate acerca de los aranceles externos, punto que quedó explicitado en un cruce discursivo que se dio entre Alberto Fernández y su par uruguayo Luis Lacalle Pou. Fue cuando Jair Bolsonaro, presidente de Brasil propuso una reducción de aranceles que el uruguayo Luis Lacalle Pou acompañó con un fuerte comentario y el argentino Alberto Fernández contestó visiblemente ofuscado.

“Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre. No estamos dispuestos a que sea un corset del que nuestro país no pueda moverse”, sostuvo Lacalle Pou.

Fernández no lo dejó pasar. “Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento, no queríamos ser una carga para nadie. Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho ”.

Alberto Fernández considera que se debe fortalecer al organismo multilateral y eso implica postergar la decisión de “flexibilizar” su funcionamiento interno. Jair Bolsonaro, en cambio, apuesta por la flexibilización porque implica la posibilidad de cerrar acuerdos bilaterales al margen de los otros tres socios del Mercosur.

Luis Lacalle Pou y Mario Abdo Benítez, acompañaron la posición de Bolsonaro. Para los jefes de Estado de Uruguay y Paraguay ese eventual esquema de flexibilización abre una eventual zaga de tratados con países europeos, asiáticos y Estados Unidos. 

Fuente Tiempo de San Juan