Por golpear a su pareja y por haber asesinado de dos disparos a un vecino que salió en defensa de la mujer, el agresor fue condenado a 11 años de cárcel. El hecho ocurrió el 25 de febrero de 2017, en el barrio porteño de Barracas.

La Sala III de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional confirmó la pena para Hernán Ramón Bareiro Arrúa (30) por “homicidio agravado por haber sido cometido con un arma de fuego”, en perjuicio de Antonio Blas Martínez Cristaldo.

Los jueces Pablo Jantus, Mario Magariños y Alberto Huarte Petite rechazaron la apelación presentada por la defensa del imputado y ratificaron la condena ya impuesta en el año 2018 por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC)13 de la Ciudad de Buenos Aires.

Según se pudo saber en la investigación, la víctima estaba con su familia y unos amigos, en el barrio porteño de Barracas cuando observó una discusión entre el imputado, Bareiro Arrúa, y su pareja, a quien sacudía y terminó arrojándola al piso.

La victima decidió intervenir para que el sujeto dejara de golpear a la mujer pero tras recriminarle su conducta, comenzaron una pelea entre ambos que finalizó recién cuando otras personas lograron separarlos.

Una vez finalizada la pelea, el imputado de nacionalidad paraguaya, lo amenazó a Martínez Cristaldo y le avisó: “Voy a volver”.

El TOC 13 determinó que una hora después el asesino regresó al lugar con una pistola calibre 9 milímetros “y, sin proferir palabra alguna, efectuó dos disparos en su dirección, los cuales impactaron en su abdomen y pierna izquierda, dándose a la fuga”.

La victima fue traslado posteriormente al hospital Penna, en donde permaneció internado más de dos semanas, hasta que finalmente falleció el 13 de marzo debido a una “congestión y edema pulmonar”. Por el disparo recibido en el abdomen.

La Sala III confirmó en el mismo fallo que el imputado también fue condenado por “lesiones leves agravadas por el vínculo y por haber mediado violencia de género” de su pareja y madre de sus dos hijas.

(Fuente: Crónica)

Fuente Tiempo de San Juan