El jueves de la semana pasada ingresó al Hospital de Urgencias de la Ciudad de Córdoba un paciente de 52 años con diagnóstico de amputación traumática de miembro superior izquierdo, a la altura de la muñeca, producto de un accidente laboral cuando manipulaba una máquina. El hombre apareció solo, sosteniendo con su mano derecha una conservadora con hielo, donde estaba su mano izquierda. Inmediatamente, un equipo médico interdisciplinario del nosocomio intervino al paciente en una operación que duró siete horas. Participaron anestesistas, traumatólogos, cirujanos vasculares, instrumentadores circulantes y radiólogos.

“Hoy, a cinco días de la operación, el paciente se encuentra estable, en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital, con sensibilidad en las manos y buen movimiento de sus dedos”, destacaron desde el nosocomio a un medio cordobés. 

En lo vascular, se hizo hicieron cuatro bypass; dos arteriales, arterias radial y cubital, y dos venosos. Para hacer los bypass se usó un injerto de vena del mismo paciente. Todo fue procedimiento de microcirugía para lo cual se usaron lupas quirúrgicas.

El equipo de traumatólogos unió los tendones y una osteosíntesis de los huesos. Por último, el equipo neurológico fue el que anastomosaron los nervios, usando también técnicas microquirúrgicas.

Fuente Tiempo de San Juan