Aries: El punto débil puede ser su malhumor. Si una situación lo molesta, puede tornarse un poco agresivo, actuar impulsivamente y con egoísmo. Un ariano enojado buscará pelear y discutir hasta que le des la razón, porque para él, las cosas son a su manera o no son.

Tauro: Puede volverse muy materialista y tacaño. A su vez, es muy rutinario y puede resultar un poco aburrido. Le cuestan mucho los cambios, no es para nada flexible y muchas veces lo llaman “cabeza dura”. Es de actitud lenta en todos los aspectos de su vida, tanto a la hora de comer como a la hora de tomar decisiones.

Géminis: Su debilidad son sus altibajos emocionales, tornándose un tanto bipolares. Son personas a las que cuesta conocer a fondo porque buscan el cambio constante y eso afecta su personalidad, porque cada día pueden ser diferentes y cambian también de opinión rápido. Su vida puede ser muy intensa y acelerada. Su curiosidad lo lleva al punto de no poder relajarse ni un segundo.

Cáncer: Pueden ser personas cerradas, incapaces de contar cómo se sienten o qué piensan. Son fríos, calculadores y marcan la distancia con sus pares. Les cuesta demostrar sus sentimientos por miedo a ser lastimados. Suelen ser desordenados, desprolijos y acumuladores. Son los típicos que tienen la casa desordenada.

Leo: Se lo llama “el soberbio del zodíaco” porque busca constantemente lucirse ante otros. Puede ser caprichoso, mandón y un tanto gritón. Son personas que buscan llamar la atención, tanto a la hora de vestirse como también a la hora de compartir espacios en grupo. Les gusta el lujo, tienen hábitos caros y “aires de grandeza”.

Virgo: Su debilidad radica en el detalle. Pueden ser muy obsesivos y buscan constantemente el error en los demás. Esto hace que sean inconformistas y críticos. Son los “solteros” del zodíaco porque nunca encuentran a la persona perfecta. Todo lo hace mejor que el otro. Son obsesivos con el orden.

Libra: Pueden ser un tanto falsos porque nunca sabes lo que piensan ya que evitan entrar en conflicto y le pueden decir al otro lo que quiere escuchar. Son personas que no saben estar solas, buscan romance y seducción constantemente por lo que pueden ser banales y superficiales. No se involucran con nada profundamente y pueden llegar a aparentar frente a los demás.

Escorpio: Su debilidad es su intensidad y complejidad. Son personas vengativas que pueden ser muy crueles, celosas y posesivas. Escandalosos, buscan el conflicto y la pelea constante. Son amantes del poder y muy ambiciosos, buscando dominar siempre todas las situaciones. Manipuladores y controladores, tienen la capacidad de hacer sentir culpable al otro.

Sagitario: Buscan siempre tener la razón, corrigiendo al resto como “maestros ciruelas”. Discuten, pelean y provocan a los demás constantemente. Al ser personas que aman la libertad, no suelen comprometerse con sus parejas ni ser demasiado fieles. Derrochan el dinero porque son amantes de las fiestas, viajes y aventuras. Son grandilocuentes, siempre en cantidad y sin medida.

Capricornio: Pueden ser personas frías y distantes, un tanto pesimistas y negativas. Su primera respuesta es siempre no a todo. Les gusta ser la autoridad, ser jefes, y muchas veces son controladores y dominantes. Se rigen mucho por las reglas y la puntualidad, y si alguien no las cumple, se enojan fácilmente. Son tacaños, avaros y austeros. Ermitaños, no le gustan las fiestas. No se relacionan con nadie a menos de que sea con fines ambiciosos.

Acuario: Son personas desapegadas que se escapan de las relaciones amorosas. Son mentales, observadores y calculadores que evitan el compromiso e involucrarse profundamente con alguien más. No les importa la opinión de los otros, lo que hace que muchas veces digan lo que piensan por más ridículo que sea. Pueden ser demasiado excéntricos, prueban todo, nada les espanta, son arrogantes y algunas veces pueden ser el clásico “personaje” del grupo.

Piscis: Son personas muy demandantes. Su sensibilidad hace que tiendan a la depresión, a ser poco independientes, a llorar constantemente y a tomar un papel de “víctima” frente a la vida. Suelen ser manipuladores y contradictorios con sus pensamientos. Débiles de carácter y un tanto vagos.

Fuente Tiempo de San Juan