La situación sanitaria del país sigue empeorando con el avance de la segunda ola de coronavirus y algunas provincias han empezado a tomar decisiones extremas.

Este es el caso de Santa Fe, que decidió suspender las cirugías programas no urgentes hasta recuperar un mejor estatus sanitario.

El secretario de Salud provincial, Jorge Prieto, explicó que “todas las medidas están en el marco de un plan de contingencia”. Una de ellas establece “la suspensión de estas cirugías que puedan posponerse, es decir, aquellas que no comprometan la vida del paciente”.

Del mismo modo, señaló que este tipo de medidas son fundamentales para seguir trabajando en el plan de contingencia ante la segunda ola de contagios de Covid-19.

Por su parte, el director del Tercer Nivel de Salud, Rodrigo Mediavilla, agregó que dentro del plan de contingencia se contempla que “las áreas de quirófano que van a estar poco utilizadas, ya que dejamos solo la atención de urgencias, sean sometidas también a una refuncionalización”.

“De este modo, podemos contar con más plazas, transformándolos en unidades de terapia intensiva”, añadió el funcionario en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias Télam.

Mediavilla anticipó que otra medida consiste en la “regionalización de las derivaciones”, la cual se realizó el año pasado “para posibilitar que, si la situación estaba desarrollándose de manera muy compleja en la ciudad de Rosario, se pudieran derivar pacientes a la ciudad de Santa Fe y viceversa”.

Fuente Tiempo de San Juan