Los 12 signos del zodiaco comparten cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire, los cuales cumplen con rasgos particulares que los caracterizan y que pueden influir determinantemente en la forma en la que cada persona actúa en el mundo.

Dichos elementos, representan características especiales como una personalidad más fuerte, la forma de ver la vida, la manera en la que se relacionan con las demás personas, entre otras características. Según expertos, cada persona suele tener un vínculo con los cuatro elementos, pero dependiendo de su fecha de nacimiento, algunos tendrán uno en particular que rige su vida.

Signos de Tierra:

Tauro, Virgo y Capricornio son los signos que pertenecen al elemento tierra. Se caracterizan por ser realistas, pacientes y por materializar sus sueños.

En el caso específico de Tauro, se caracterizan por luchar por lo que les pertenece, aunque eso muchas veces los pueda llevar a ser posesivos o testarudos. No obstante, siempre están en búsqueda del bienestar material y la tranquilidad del espíritu.

Los nacidos bajo el signo de Virgo son los más realistas de todos. Son fanáticos del orden y de mantener todo bajo su control. Sin embargo, los nacidos bajo este signo dejan una huella difícil de borrar. Por otro lado, está Capricornio, los expertos en la supervivencia, pues se adaptan con facilidad a cualquier situación y perseveran hasta llegar a la cima.

Asimismo, los nacidos bajo estos signos saben escuchar y saben descubrir qué necesitan las personas. La capacidad que tienen de percibir la realidad los lleva a actuar de manera correcta y eficiente. Además, saben cómo pisar fuerte y dejar huella.

Signos de agua:

Escorpio, Piscis y Cáncer son los signos que pertenecen al elemento agua. Por lo general suelen ser soñadores, sensibles y emocionales. Muchos expertos los detallan como personas que no tienen muchas veces los pies sobre la tierra.

Cáncer es el signo más sensible de todo el zodiaco. Son extremadamente tiernos, transparentes y familiares. Suelen preocuparse por los demás y brindar siempre un consejo o un abrazo para apoyar a quienes más lo necesitan.

Escorpión, por su parte, es el aventurero del zodiaco. Le encantan las nuevas experiencias y siempre está buscando respuestas. Mientras que Piscis, además de que se caracteriza por ser soñador, es idealista.

También son intuitivos, compasivos y resonantes. Se comprometen en sus relaciones personales y en sus proyectos. Sin embargo, son personas influenciables y apegadas.

Signos de aire:

Géminis, Libra y Acuario son signos que se caracterizan por ser comunicativos e inteligentes, de almas fuertes y libres. En el caso de Géminis, son personas volátiles que adoran reflexionar sobre lo que pasa siempre a su alrededor, están sedientos de sabiduría.

Los Libra buscan la armonía y la belleza en cada cosa que ven, tanto en el exterior como en el interior. Son fieles apasionados del arte y la justicia. Los acuario están seriamente conectados con la sabiduría y la conciencia universal.

Tienen una mente abierta, lo cual les permite analizar con mayor claridad las diferentes situaciones que deben vivir. Además, son personas que inspiran a los demás por sus ideas futuristas. Asimismo, son inquietas, pero racionales.

Las personas aire pueden ser supremamente frías y siempre estarán alejadas de los conflictos, pero sus acciones y opiniones pueden ser devastadoras para los demás a tal punto que pueden destruir lo construido.

Signos de fuego:

Aries, Leo y Sagitario tienen personalidades energéticas e impulsivas. Los Aries se destacan por ser líderes y valientes. Aunque su energía es tan fuerte que muchas veces se pueden ganar problemas por eso.

Los Leo son amantes de la atención y mantienen su posición como reyes del zodiaco. Su energía es fuerte y también se destacan por ser líderes. Sagitario, por su parte, se destaca por una personalidad controlada, suelen ser personas optimistas, alegres y sinceras.

Fuente Tiempo de San Juan