Días atrás se vivió un horrible episodio de maltrato animal en la ciudad de Carcarañá, Santa Fe. Una mujer fue denunciada tras mutilar y maltratar a su perra, a la que le cortó la cola con un machete, y ató a un coche para llevarla, arrastrándose, varias cuadras.

Los vecinos de la zona, al ver a la perra atada al auto en movimiento, lo interceptaron y llamaron a la policía. La mujer, que está embarazada, dijo que la estaba llevando a casa de una amiga.

Los agentes la obligaron a desatar a la perra pero la dejaron llevársela. Gracias a que los vecinos siguieron adelante con la denuncia, Sanidad Animal Municipal tomó intervención y entregó la perra a la protectora “Rescatados Carca”, donde se están ocupando de su salud.

Allí constataron lo que sospechaban: la dueña le cortó la cola, y dejó que la herida se le infectara. La mujer utilizó un machete, y le dejó parte del hueso expuesto.

El veterinario debió pelarla por completo para encontrar todos los focos de infección y lastimaduras que se generaron en su cuerpo por la fricción contra el asfalto cuando fue arrastrada por el auto.

La perra, a la que bautizaron “Mila”, fue trasladada a Casilda, donde los veterinarios trabajan para lograr su total recuperación. Los voluntarios del refugio iniciaron una campaña para juntar fondos, para afrontar los gastos médicos, que incluyen la cirugía del muñón de la cola.

La mujer deberá dar cuantas a la justicia, ya que labraron un acta y abrieron una causa por infracción a la Ley Sarmiento de maltrato animal y al código de convivencia.

(Fuente: lacienradios.com)

Fuente Tiempo de San Juan