Tauro

Si hay un signo al que apuntan todas las flechas de la terquedad es Tauro. Conocidos por ser los representantes de los obstinados, los taurinos jamás dan el brazo a torcer si se trata de sus ideales o conceptos fijos. Por más que su visión esté errada, ellos la van a defender a muerte a través de todos los argumentos posibles que se les ocurran. Esta intransigencia tan característica puede llegar a sacar lo peor de ellos.

Leo

Los leoninos son, por sobre todas las cosas, orgullosos. Ese ego que tan famosos los hace puede conducirlos a la creencia que su opinión es siempre la correcta, provocando que cierren su mente ante la diversidad de opiniones y no estén dispuestos a intercambiar ideas.

Escorpio

Los nacidos entre el 23 de octubre y el 22 de noviembre se distinguen por vincular sus emociones con sus opiniones. Eso hace que sus ideales sean más viscerales, volviendo los argumentos en contra casi una cuestión personal. Por mucho que intenten persuadirlos, los escorpianos jamás cambian su opinión luego de haberla formado.

Aries

Los nacidos bajo el signo de Aries son el tipo de persona que define su decisión y jamás de los jamases la cambian, por mucho sacrificio y perjuicio que les pueda llegar a causar. Esta terquedad puede llegar a costarle relaciones amorosas y amistades, pero están dispuestos a correr el riesgo.

Acuario

Es por algo que a los acuarianos les llaman los rebeldes del zodiaco. Sus ideas progresivas, a la vanguardia de los movimientos, son las más radicales que desafían a los otros signos. Es ante el rechazo de estos ideales tan vehementemente defendidos, que los de este signo se distancian por la pérdida de congenialidad.

Fuente Tiempo de San Juan