Este martes en la mañana el barrio Ferrer de Córdoba se encuentra investigando un  violento episodio donde un bebé de 8 meses terminó con un tenedor metálico incrustado en la cabeza.

Según relatan las fuentes policiales, el menor fue llevado al Dispensario N° 39 de dicho barrio junto a sus padres y un hermano, donde tras el llamado de urgencia a la ambulancia, los médicos dieron cuenta de la grave lesión sobre el niño.

Tal es así, que el bebé de 8 meses fue trasladado al Hospital de Niños donde los especialistas observaron una profundidad el utensilio de dos centímetros sobre el lóbulo temporal izquierdo por lo que fue derivado a operación.

“Los familiares refieren que estaba durmiendo y que hubo un intercambio de palabras y que voló un tenedor”, advirtió la doctora Marina Vizzini, aunque recalcó su postura profesional. “Soy perito judicial y consideró que ese tenedor no voló”, puntualizó.

(Fuente: Contexto)

Fuente Tiempo de San Juan