Finalizó el rastrillaje por la desaparición de Tehuel de la Torre: resultado negativo en el basural

202106030612263b2ed8182f7fa7f9544f37a40d5544ba

“Se sabe que hay un contenedor (en el) que hubo sangre, y bueno eso es lo que se va a averiguar justamente con los canes, de quién es el rastro y después nos van a informar”, añadió.

Consultada por las dos personas detenidas en el marco de la investigación, aseguró que “ya van casi tres meses y no hablaron”, y que tampoco sabe si van a hacerlo. “Lo único que queremos es que sigan buscando a Tehuel y poder encontrarlo”, cerró.

Hace menos de 10 días también se rastrilló una laguna donde algunos testigos dicen haber visto a los sospechosos tirar bolsas de basura. Ese día no se encontraron pruebas, y los días anteriores tampoco.

Además, este martes se realizó también un allanamiento en la casa de la madre de Luis Alberto Ramos, uno de los detenidos en el marco de la causa por la desaparición. En el lugar se secuestraron dos teléfonos celulares, dos mochilas y billeteras que serán peritadas para incluirlas en el expediente.

La desaparición de Tehuel

El joven de 22 años fue visto por última vez la tarde del 11 de marzo último por su hermana Verónica, cuando ella lo cruzó justo en el momento en que él se dirigia desde su casa de San Vicente a la localidad de Alejandro Korn para ver a un conocido que le había ofrecido un trabajo de mozo en un evento, el cual en verdad nunca existió.

Luis Alberto Ramos y Tehuel eran compañeros de militancia, y se conocían hacía ya un tiempo. Según admitió el hombre, que ahora es uno de los detenidos, ese 11 de marzo sí estuvo con el chico, aunque dijo haberlo visto temprano, algo ya totalmente descartado por los investigadores, porque durante la tarde de ese día el joven estuvo con su familia, y recién abandonó su casa a eso de las 19.

El otro imputado es Oscar Alfredo Montes, un chatarrero con antecedentes penales por abuso sexual, a quien la fiscal Guyot lo acusó por del delito “encubrimiento en concurso real con falso testimonio”.

Los investigadores creen que él también estuvo con De la Torre ese 11 de marzo, aunque a diferencia de Ramos, Montes lo negó la única vez que habló con la fiscal. Tras haber sido imputados, ambos decidieron quedarse callados y mantener el silencio, a pesar de que ya hace más de un mes que están apresados.

Lo que se pudo reconstruir gracias a los allanamientos llevados a cabo en la casa de Ramos, es que allí se encontró el teléfono de Tehuel roto, y que además apareció una campera quemada que resta determinar si es o no del chico. 

Además, según la tecnología de georadar, se pudo determinar que el celular de Montes estuvo activo en la misma zona que el de Tehuel, aunque los dos imputados formatearon y borraron los contenidos de sus dispositivos antes de ser apresados.

Por BigBangNews.-

/Nuevo Diario

Exit mobile version