Ricardo Teijeiro, infectólogo del Pirovano: “La situación de los hospitales está al límite”

473627

Coronavirus en Argentina, Agencia NA

La pandemia de coronavirus no da tregua en las últimas semanas. Sin ir más lejos, la curva de contagios no sede y los números siguen promediando los 30.000 casos.

 

A esa suba, se agrega el colapso del sistema sanitario y la imperiosa necesidad de frenar la circulación del virus. En ese marco, el infectólogo Ricardo Teijeiro (MN 58065), miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y Doctor del Hospital Pirovano, detalló que la situación de camas en los hospitales “está al límite”.

 

“La situación de las UTI (Unidades de Terapia Intensiva) tanto en este hospital (Pirovano) como en el resto de los hospitales del país está al límite porque son pacientes que se prolongan en el tiempo de internación y se van acumulando con los nuevos casos. La terapia intensiva está completa”, indicó.

 

Consultado sobre el efecto de las restricciones de la semana pasada, aseguró que habrá que esperar hasta la semana que viene para ver reflejados los resultados “aun no se cumplió la fecha. A partir de la semana que viene vamos a ver si sirvió o no”, sentenció.

 

No obstante, no todas son malas noticias ya que se empieza a desarrollar en el país la Sputnik Vida tras la aprobación del Instituto Gamaleya de Rusia. Al respecto, explicó que “la producción de Sputnik aparentemente comienza este mes o principios del mes que viene y según la información que manejo se puede escalar rápidamente a producir unas 500 mil o un millón de dosis por mes”.

 

“Eso va a ayudar mucho a disminuir, junto con las vacunas que ya tenemos, la cantidad de contagios y poder así contener el virus. Para ello tenemos que tener más del 50% o 60% de la población vacunada”, explicó.

 

Sobre si considera que hubo errores en la manera de actuar frente a la pandemia dijo que “siempre hay errores en el manejo de una pandemia. Lo importante es cuantificar, estar alerta y corregirlos rápidamente”.

 

“En algo que es inesperado siempre se producen errores. De todas maneras, no es momento de mirar los errores, es el momento de contener la pandemia y después poder hacer la evaluación”, añadió.

 

Más adelante, hizo referencia a la grieta sobre la presencialidad en las clases y explicó que el tema debe ser evaluado según cada región: “No todas las regiones son iguales, no todos los colegios son iguales ni tampoco todos los sistemas sociales. Entonces cada región va a tener que evaluar que riesgos tiene con su presencialidad”.

 

En materia de restricciones, explicó que hay que pensarlas “en relación directa con la curva epidemiológica”. “Creo que los países que tuvieron más éxito fueron aquellos que hicieron aislamientos extremos por poco tiempo hasta que tuvieron la cantidad de vacunados que superaba el 50% de la población y empezó el decrecimiento de casos”, detalló.

 

“La vacuna es altamente efectiva, llevando al 100% para disminuir la mortalidad y los casos graves de la enfermedad”, dijo y agregó que “las nuevas cepas corrieron a las anteriores, la variable habitual ya casi no está circulando. Las que circulan fuerte hoy son las variables de Manaos o la andina, que son más contagiosas y desplazaron a la anterior”.

 

Sobre lo que se viene, añadió que “el peor escenario para el país es que no tengamos la posibilidad de vacunar y que tengamos una nueva ola. Hay países que tuvieron tres, cuatro olas, pero hoy todo depende básicamente de mantener las condiciones de prevención individuales, barbijo, higiene, distanciamiento, estar al aire libre, no hacer reuniones, y la vacunación masiva. De eso dependemos”.

 

“Para el 2022, seguramente ya vamos a estar viviendo lo que están viviendo los países del norte. Quizás comenzar a sacarnos los barbijos, empezar a circular más libremente o tener más contacto social que ahora”, finalizó.

Fuente Diario26

Exit mobile version