Mariano Iúdica, tras la renuncia de Horacio Cabak a Polémica en el Bar: “Él no estaba…

f1280x720 660386 792061 5050

La renuncia de Horacio Cabak significó un trago amargo -¡Justo!- para Polémica en el bar. En los últimos meses, el modelo se había convertido en uno de los hombres más polémicos de la farándula y su presencia en la mesa con más historia de la televisión argentina le agregaba una cuotita de interés a cada discusión. Consultado por Paparazzi, el conductor del mítico envío, Mariano Iúdica, habló de la salida de su compañero.
Que estuviera Cabak generaba, además, el morbo de que en cualquier momento le podían preguntar por sus escándalos maritales. Pero con el correr de los días ese tema se fue dispiando, no así los cruces del conductor de La Jaula de la moda con el resto de los “parroquianos”. Un día discutió con Chiche Gelblung, otro con Flavio Azzaro y hasta llegó a embrollarse con el mismo Iúdica.
Poco antes de ingresar a terapia -¿Habrá hablado de todos estos temas con el especialista?- Iúdica entró en contacto con Paparazzi y explicó qué pasó con Cabak. “Se sentó con Gustavo. Yo no sé… Ahí no llegó. Es lo maneja GUS”, respondió el conductor que mejor vende los chivos en toda la tele. “Gustavo” o “GUS” no es otro que Gustavo Sofovich, productor general del ciclo e hijo de su creador, el legendario Gerardo Sofovich, y quien fue noticia en los últimos días por terminar su relación con la bailarina Mora Godoy.
Y aunque le tiró la pelota al “hijo del Ruso” y se guardó sus opiniones más fuertes para decirlas en el programa, Iúdica dejó también una frase inquietante: “EL NO ESTABA COMODO… ultimamente”. Cuidadoso de cada palabra, conocedor como pocos de la interna televisiva, algo quiso decir tanto con las palabras como con la letra mayúscula que utilizó en el mensaje.

En el propio aire del programa, Iúdica le reprochó a Cabak varias veces que no le haya llevado el apunte con los consejos que le dio, y hasta le dejó la idea de que había “subestimado” o “canchereado” el escándalo que se armó después de que Angel de Brito diera a conocer su separación. El modelo se escudó en que no quería hablar de su vida privada, pero un buen día (o una buena noche) apareció en PH, el ciclo de Andy Kusnetzoff, y en las huestes de Polémica eso no gustó nada. Desde entonces se dijo que tenía los días contados.
Con Cabak de salida, empezaron a sonar los rumores acerca de su reemplazo y el primer nombre que sonó fue el de Marina Calabró, quien acaba de quedare sin trabajo televisivo por la sorprendente renuncia de Jorge Rial a Tv Nostra. La periodista se desempeña como columnista de espectáculos de Lanata sin filtro, el programa más escuchado de la segunda mañana radial, y de esa forma volvería a la pantalla chica.

Tiempo de San Juan

Exit mobile version