Pareja implicada en homicidio de la beba Morena dio versiones disímiles

2021060911100069961b18946955c5ed8059076b5415a6


Durante la reconstrucción del hecho llevada a cabo ayer, la madre dijo que cuando se estaba bañando y sintió que la niña gritó y lloró. Le dijeron que se había caído. El acusado aseveró que la mujer, que era su pareja, maltrataba a la nena.

Ayer, en la localidad de Taboada, se concretó la reconstrucción del hecho en torno al crimen de la niña Morena Jazmín Díaz —quien murió a causa de violentos golpes—, ocasión en la que los imputados Florencia Ayelén Correa (madre de la víctima) y José Domingo Carrizo, que era pareja de la imputada, dieron sus respectivas versiones.
Este último era menor al momento de producirse el grave hecho, ocurrido el 11 de febrero de 2017, en la casa que compartían junto a la familia del adolescente, luego de que llegaran provenientes de Buenos Aires.

 Las versiones que dieron
Carrizo, quien es asistido por la defensora oficial Claudia Luna, se ratificó de lo que declaró durante la investigación penal preparatoria, aseverando que su concubina era agresiva y violenta con la bebita y que él le había reclamado varias veces por ello, pero la joven le respondió que no se metiera ya que la niña no era su hija.
El joven recordó que el día del hecho, tras almorzar, su pareja lavó ropa, y que en esas circunstancias vio cuando ella zamarreaba fuerte a su hija. Para no estar presente y tener que discutir, dijo que agarró una “zorra” y fue a buscar leña, indicando que regresó alrededor de las 18, colocando la leña detrás del horno de barro, preguntándole a su hermana por Florencia, quien le dijo que se había ido a hacer las compras, dejando acostada y con la mamadera a Morena, a la cual había estado maltratando. Indicó que cuando él ingresó a la pieza vio que la niña estaba mal, “con los ojos para atrás, como ahogada”, por lo que tras cambiarse de ropa agarró a la niña y salió corriendo con la pequeña en brazos, y la llevó al hospital.
Cabe recordar que médicos de este nosocomio detectaron que la pequeña presentaba golpes en el cuerpo, los cuales derivaron en su posterior fallecimiento.

  Lo que dijo la imputada
Florencia Ayelén Correa también se ratificó de lo que declaró antes, afirmando que en horas de la siesta del día del hecho ella entró a bañarse, y fue cuando escuchó que Morena gritó y rompió en llanto, por lo que salió rápido del baño y preguntó qué había pasado, respondiéndole su cuñada Nancy que la beba se había caído y se había golpeado. Añadió que bañó a la niña y luego la acostó y le dio la mamadera, para luego irse a realizar las compras en un negocio.
Dijo que cuando regresaba a la casa, vio a Carrizo que venía corriendo con Morena en los brazos, procediendo ambos a llevarla hacia el hospital de Fernández.
El juicio prosigue hoy con la recepción de testimonios de la fiscalía y luego también de la defensa.

/Nuevo Diario

Exit mobile version