Vacunatorio Vip en Santa Fe involucra a funcionarios, un intendente y sindicalistas

perotti1

Santa Fe fue el escenario esta semana de un nuevo escándalo por un supuesto vacunatorio vip, luego de que el jefe del departamento de Enfermería del hospital Eva Perón denunciara que entre enero y marzo pasado se vacunaron con dosis de Sputnik V funcionarios, gremialistas y un intendente de la zona.

Ariel Pérez hizo pública la denuncia que había presentado ante las autoridades del Ministerio de Salud, que apuntaba a que se había dejado entre enero y marzo a personal sanitario sin vacunar y en su lugar se habían aplicado vacunas a funcionarios de distinto nivel del Estado.

El gobierno de Omar Perotti abrió una investigación administrativa en el área de Legal y Técnica del Ministerio de Salud, según informó La Nación, y también se inició una causa penal para que se determine si existieron irregularidades.

Pérez reveló que a fines de abril se enteró de las irregularidades en el hospital Eva Perón y realizó una presentación por escrito el 24 de mayo ante el director de Tercer Nivel del Ministerio de Salud de Santa Fe, Rodrigo Mediavilla.

El jefe del Departamento de Enfermería del hospital aseguró que las vacunas que llegaron en un primer momento y que estaban destinadas al personal de salud más expuestos a la pandemia “se las dieron a políticos, funcionarios y sindicalistas”.

“El listado de este vacunatorio vip incluye a políticos, a un sindicalista importante de la ciudad de San Lorenzo, familiares directos del director del hospital y hasta un funcionario muy importante de la Empresa Provincial de la Energía”, afirmó Pérez.

Según la denuncia que presentó el jefe de Enfermería, entre los funcionarios y sindicalistas vacunados que se sospecha lo hicieron de forma irregular, figura el vicepresidente de la EPE Alberto Joaquín, de 78 años, que renunció hoy tras la divulgación del caso; el intendente de Granadero Baigorria, Adrián Maglia, y el delegado de San Lorenzo de UPCN, José Luis Babaya, entre otros. El jefe de Enfermería apuntó contra el director del hospital, Jorge Kilstein, como el principal responsable y consideró que se trató de una “irregularidad grave”. La bronca de Pérez apunta a que se vacunaron funcionarios entre enero y marzo cuando había personal de salud que aún no había sido inoculado.

En un pedido de informes que realizó el diputado Carlos Del Frade se reveló que “desde que comenzó la vacunación al personal de salud, se hicieron presentes personas ajenas al hospital Eva Perón, y el director dio la orden a las enfermeras que se dirijan a la oficina de la dirección del nosocomio para vacunar a personas recomendadas por él”.

Según la denuncia de Pérez, Alberto Joaquín, un dirigente peronista de larga trayectoria se habría vacunado con la primera dosis de Sputnik el 2 de febrero pasado, y con la segunda el 11 de marzo. Joaquín, quien ocupa actualmente la vicepresidencia de la EPE ad honorem, argumentó en un descargo –según publicó el diario La Capital- que por padecer hipertensión pidió ser vacunado.

FuenteNexofin

Exit mobile version