Corea del Norte enfrenta el desabastecimiento de comida y se prepara para más restricciones por el coronavirus

Corea del Norte enfrenta el desabastecimiento de comida y se prepara para más restricciones por el coronavirus

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, advirtió de un posible desabastecimiento de alimentos e instó al país a prepararse para una extensión en las restricciones contra el coronavirus, en la apertura de una importante conferencia política sobre los esfuerzos nacionales por salvar a una economía rota.

Kim también pidió conversaciones sobre cómo debe gestionar el país la “situación internacional actual”, según informó el miércoles la oficialista Agencia Central de Noticias de Corea, que no recogió comentarios específicos de Kim sobre Estados Unidos o Corea del Sur.

Hasta ahora, Corea del Norte ha ignorado las peticiones de sus aliados de reanudar las negociaciones nucleares, que llevan dos años estancadas tras la falta de resultados de las ambiciosas cumbres de Kim con el expresidente de Estados Unidos Donald Trump. El proceso descarriló por desacuerdos sobre cómo intercambiar un alivio en las asfixiantes sanciones lideradas por Estados Unidos por la desnuclearización norcoreana.

La economía norcoreana se ha deteriorado durante los cierres de frontera provocados por la pandemia, que redujeron al mínimo el comercio con China. Además, devastadores tifones e inundaciones diezmaron las cosechas el verano pasado.


Una foto de febrero y otra de junio de Kim alimentan rumores sobre su salud. Foto AP

Los observadores que vigilan la situación en Corea del Norte aún no han visto indicios de una hambruna masiva o una inestabilidad importante, pero algunos analistas creen que las condiciones podrían estar alineándose para una tormenta perfecta que golpee a los mercados de divisas y alimentos y desencadene el pánico entre la población.

Problemas

El Instituto de Desarrollo de Corea, un grupo de estudios del gobierno surcoreano, dijo el mes pasado que Corea del Norte podría sufrir un desabastecimiento de alimentos de en torno a un millón de toneladas este año.

En el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores que comenzó el martes, Kim instó a los funcionarios a encontrar formas de impulsar la producción agrícola, y dijo que la situación alimentaria en el país “se está volviendo tensa ahora”.

Kim pidió acciones para minimizar el impacto de tales desastres naturales, y dijo que asegurar una buena cosecha es la “prioridad máxima”.

En la reunión se discutió también la prolongada pandemia del coronavirus, según KCNA.

Según las declaraciones citadas por medios estatales, Kim también “planteó las tareas para que el estado mantenga su estado antiepidémico perfecto”, lo que apuntaba a que Corea del Norte mantendría sus medidas de cuarentena pese al golpe para su economía.

Hay un escepticismo generalizado entre los expertos hacia las afirmaciones de Corea del Norte de que no ha tenido ni un solo caso de COVID-19 dada su endeble infraestructura sanitaria y su porosa frontera con China, que es su principal aliado y un socio económico crucial.

Fuente AP y AFP

PB