Vitaminas para chicos: ¿cuándo son realmente necesarias?

que vitaminas necesitan los ninos 3

Durante su crecimiento, los niños requieren nutrientes para promover su desarrollo celular y eso implica consumir vitaminas presentes en el menú semanal en pequeñas cantidades.

Es importante que consuman alimentos ricos en vitaminas o que estas les sean administradas con cierta frecuencia para ayudar a mantener su funcionamiento celular, así como promover su crecimiento y desarrollo normal. Cada una tiene una función específica:

– Vitamina A: promueve la formación de tejidos óseos y blandos, dientes, mucosas y piel.

– Vitamina B6: forma los glóbulos rojos y mantiene las funciones del cerebro.

– Vitamina B12: es necesaria para fortalecer el metabolismo, mantener el sistema nervioso central y formar glóbulos rojos.

– Vitamina C: antioxidante que permite absorber el hierro y mantener los tejidos sanos.

vitamina c

– Vitamina D: permite que el cuerpo absorba el calcio y mantenga un nivel de fósforo apropiado.

– Vitamina E: antioxidante que promueve la formación de glóbulos rojos.

– Vitamina K, permite la coagulación de la sangre y conserva la salud de los huesos.

– Vitamina B3 o niacina: mantiene los tejidos de la piel y los nervios saludables.

– Vitamina B7 o biotina: controla el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y producción de colesterol, al igual que el suministro hormonal.

– Folato: combinado con otras vitaminas como la B12, controla el crecimiento tisular y el desarrollo celular.

– Ácido pantoténico: metaboliza los alimentos.

– Vitamina B2 o riboflavina: promueve el crecimiento corporal.

– Vitamina B1 o tiamina: ayuda a que se transformen en energía los carbohidratos consumidos.

Son valiosos los aportes suministrados por las vitaminas pero no hay abusar de su uso en ellos pues algunas de ellas, como la B12, no son eliminadas tan rápidamente del cuerpo como se espera y tienden a acumularse, creando un exceso que sería perjudicial para su salud.

No existe ningún alimento que contenga todas las vitaminas necesarias para el completo crecimiento y desarrollo del organismo de un niño, pero al suministrarle un menú balanceado le estarás aportando gran cantidad de estas en forma sana y natural sin recurrir a suplementos, salvo recomendación del pediatra.

Si bien es cierto que las vitaminas son importantes para el tratamiento de enfermedades crónicas relacionadas con la falta de absorción de nutrientes presentes en los alimentos, esto debe ser comprobado previamente mediante exámenes analizados por su médico.

En la etapa escolar no necesitan los suplementos vitamínicos si se les suministra una alimentación balanceada que incluya todos los nutrientes esenciales para que su cuerpo crezca, funcione y se desarrolle adecuadamente. Se debe incorporar las cantidades adecuadas en función de su edad y contener hidratos, proteínas, vitaminas, minerales y grasas esenciales para cubrir su vitalidad, suministrarle energía y mantener su salud.

La nutrición adecuada debe estar orientada en función del tipo de físico, peso, sexo o composición corporal, situación psicosocial entre otros aspectos. Siempre deberás proporcionarle vitaminas preferiblemente a través de los alimentos, a menos que sufra de cualquier tipo de trastorno metabólico que amerite que le sean suministradas de forma independiente.

En síntesis, las vitaminas para niños sólo deben ser administradas cuando su pediatra considere que son realmente necesarias y siempre sin abusar de ellas, ya que tienden a ser retenidas en su organismo, ocasionándoles otros tipos de trastornos físicos inesperados.

Fuente: La bioguía

FuenteNexofin