Natación concluye de manera histórica para Dressel y McKeon

IMGGWTMN5TRPMSBM3A27T7SMQE

TOKIO (AP) — El estadounidense Caeleb Dressel finalizó su cosecha de oros en Tokio con otros dos viajes a lo más alto del podio, y la australiana Emma McKeon ganó siete preseas, más que cualquier otra ganadora en una sola justa olímpica.

Ahora, cuando se mencione a los más grandes nadadores de la historia habrá que agregar dos nombres a la lista.

Colocándose junto a Michael Phelps, Mark Spitz y Matt Biondi, Dressel ganó su cuarta y quinta medallas de oro de la justa en el último día de competencias en el Centro Acuático de tokio.

Con victorias el domingo en los 50 metros libres y el relevo 4×100 de estilos, el estadounidense de 24 años se une a la élite de nadadores con al menos cinco preseas áureas en una justa.

Phelps lo hizo en tres ocasiones, incluyendo su participación de ocho oros en Beijing 2008. También están Spits (siete oros en 1972), la alemana oriental Kristin Otto (seis oros en 1988) y Biondi (cinco oros también en 1988).

Dressel y Emma McKeon se convirtieron en los reyes de la natación en Tokio. La australiana ganó otros dos oros el domingo para llegar a siete preseas en la justa, cuatro de oro y tres de bronce. McKeon se convirtió en la primera nadadora en ganar siete medallas en una justa olímpica. Los únicos hombres en hacerlo son Phelps, Spitz y Biondi.

“Sigue siendo surreal”, dijo la nadadora de 27 años oriunda de Brisbane. “Tardaré un poco en asimilarlo. Pero estoy muy orgullosa de mí”.

Al igual que Dressel, McKeon ganó los 50 metros libres y nadó el mariposa en el relevo 4×100 de estilos en el que Australia dominó la prueba.

En el combinado varonil, una prueba en la que los hombres de Estados Unidos nunca han perdido en Juegos Olímpicos, iban en tercer lugar tras los relevos de Ryan Murphy y Michael Andrew cuando Dressel saltó para nadar el estilo mariposa. El originario de Florida rebasó a Gran Bretaña e Italia con un relevo de 49,03 segundos, más de un segundo más rápido que cualquier otro competidor.

Zach Apple ratificó la ventaja en el estilo libre para darles a Estados Unidos un récord mundial de 3:27.78, superando la marca de 3:27.28 que impusieron en los campeonatos mundiales de Roma 2009.

Minutos antes, Dressel ganó los 50 metros libres para su tercer título individual de la justa.

Dressel tuvo una victoria relativamente sencilla en prueba de un extremo de la piscina al otro, completando la competencia con un récord olímpico de 21,07 segundos.

También ganó el oro en los 100 metros libres, impuso récord mundial en los 100 metros mariposa y participó en el relevo 4×100 estilo libre que se llevó el oro.

Minutos después de que Dressel salió de la piscina, McKeon completó su propia barrida en el estilo libre. Tocó en 23.81 segundos y se llevó los 50 y 100 metros libres.

Con su relevo de estilos, McKeon ingresó en un territorio desconocido. Es apenas la segunda mujer en cualquier disciplina con siete medallas en unos juegos olímpicos, uniéndose a la gimnasta soviética Maria Gorokhovskaya, quien ganó dos oros y cinco platas en Helsinki 1952.

McKeon nadó la mariposa antes de que Cate Campbell asegurara el triunfo para las australianas.

“No sé cómo lo hace. Estoy agotada”, dijo Kyle Chalmers, compañero de McKeon. “Ganar una medalla de oro, o una medalla olímpica es algo muy, muy especial. Tenemos suerte de tenerla en el equipo.

Además, Bobby Finke conquistó los 1.500 libres, añadiendo otra presea áurea al 800 libres.

El estadounidense Caeleb Dressel celebra su medalla de oro en los 50 metros libres, el domingo 1 de agosto de 2021, en Tokio. (AP Foto/Jae C. Hong)
La australiana Emma Mckeon sonríe después de ganar la medalla de oro en los 50 metros estilo libre, el domingo 1 de agosto de 2021, en Tokio. (AP Foto/David Goldman)

Fuente TN