Piden al Ejecutivo que informe si Argentina gestionará la pastilla contra el coronavirus

Aunque todavía no hubo expresiones oficiales en el país, desde la oposición presentaron un pedido para que Nación informe si hubo o habrá negociaciones para la píldora. Los detalles del pedido.

Mientras varios laboratorios internacionales avanzan con firmeza en la elaboración de una pastilla contra el coronavirus, en la Argentina presentaron un pedido al Poder Ejecutivo para que informe si está en los planes del país gestionar la compra de las píldoras para enfrentar la enfermedad. La iniciativa lleva la firma del interbloque Juntos por el Cambio y fue presentada en la Cámara de Diputados. 

De acuerdo al proyecto, respecto de las pastillas contra el coronavirus buscan saber si el Gobierno nacional realizó algún tipo de gestión, negociación o contratación con Merck & Co o Ridgeback Biotherapeutics, las dos empresas que están a cargo de los estudios más avanzados para el desarrollo. 

El pedido tiene siete puntos en los que desde la oposición le piden al oficialismo que explique cuál será la política que se aplicará en el país en torno a la elaboración y producción de la pastilla, los términos y condiciones de la comercialización, la prescripción y la cobertura en caso que el país avance hacia distribuirla en el territorio. También hay un punto dedicado a las medidas económicas, sociales, previsionales, educativas y laborales de la post pandemia. 

El pedido de información surgió luego que en los últimos días se conociera públicamente que en los próximos días ingresará a la Administración Federal de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. La pastilla, que se llamaría comercialmente “Molnupiravir”, busca ser aprobada de emergencia por el organismo norteamericano y ya cuenta con el visto bueno en el Reino Unido. 

También se menciona el desarrollo en el que avanza el laboratorio Pfizer que, de acuerdo a lo que se sabe hasta el momento, reduciría las hospitalizaciones y muertes hasta un 89%. 

Los detalles del planteo

Entre los puntos de la solicitud de información que presentó el bloque opositor, hay una pregunta que apunta a saber si el Estado “ha requerido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) toda información sobre los costos de investigación y desarrollo, directamente asociados con el desarrollo de las pastillas contra el coronavirus”. 

A su vez, pretenden que se informe si el país tiene conocimiento de la existencia de “solicitudes de patentes” o “patentes concedidas u otros derechos industriales” internacionales que puedan restringir la importación o producción local de la píldora. 

Si bien todavía no hubo en la Argentina ningún anuncio vinculado a la posibilidad de que en un corto o medio plazo se pueda comenzar a negociar la llegada de las pastillas al país, desde Juntos por el Cambio buscan que si llegara a suceder el procedimiento esté claro. 

“Indicar las características del mismo, procedimientos productivos a realizarse en Argentina, relación y participación de los sectores públicos y privados en la producción y distribución, marco jurídico aplicable, criterios y operatividad de la posible distribución, costos y rentabilidad previstos, valores estimados para la comercialización posterior”, exigieron. 

Respecto de la prescripción, quieren saber las “categorías” de la población a la cual se le otorgará el tratamiento con la pastilla. Es decir, si se le dará la pastilla a personas no inmunizadas, inmunizadas por enfermedad curada, o portadores asintomáticos, entre otros. En ese caso, también piden que se informe sobre la duración, períodos previstos, prioridades y excepciones, y si la prescripción de la pastilla será gratuita. 

En cuanto a lo que se sabe de la pastilla, Merck y Ridgeback Biotherapeutics informaron que en el análisis intermedio, el 7,3% de los pacientes que recibieron molnupiravir fueron hospitalizados hasta el día 29, en comparación con el 14,1 por ciento de los pacientes tratados con placebo que fueron hospitalizados o fallecieron”, explicó Merck en un comunicado, y detalló además que “se redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50%”. 

Con respscto a los efectos adversos de la medicación, anunciaron que la incidencia fue comparable en los grupos de molnupiravir y placebo (35% y 40%, respectivamente). De manera similar, la incidencia de eventos adversos relacionados con el fármaco también fue comparable (12% y 11%, respectivamente).

Exit mobile version