Por qué Human Rights Watch criticó la postura argentina sobre Nicaragua

Si bien Argentina pidió al gobierno de Daniel Ortega que vele por los derechos humanos, hubo un fuerte cuestionamiento a la “no injerencia” en la situación interna. Qué dijeron desde Juntos por el Cambio.

Mientras crece el rechazo mundial a las elecciones en las que fue reelecto el presidente de Nicaragua Daniel Ortega por cuarta vez, en medio de un contexto en el cual están presos los principales dirigentes opositores, la Cancillería argentina publicó un comunicado que fue duramente rechazado por Human Rights Watch (HRW). 

“Disparate” fue la palabra que utilizó a través de su cuenta de Twitter José Miguel Vivanco, director de HRW, para criticar la postura que tomó la Argentina ante el cuestionado proceso electoral del domingo, cuando Daniel Ortega fue reelegido sin oposición, con altísimo número de abstención y que cuentan con el rechazo de Estados Unidos y la Unión Europea. 

A través de un breve hilo, la cartera a cargo de Santiago Cafiero ratificó su “compromiso con la defensa de los Derechos Humanos” al tiempo que expresó el apoyo hacia el trabajo de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas, en el país centroamericano. En el mismo texto, Cancillería manifestó su preocupación “ante la detención de dirigentes opositores, así como la necesidad de que el gobierno nicaragüense vele por el respeto de los derechos humanos”. 

Sin embargo, esa no fue la parte que enojó al representante latinoamericano de Human Rights Watch. Lo que motivó su publicación en redes fue un fragmento en el que se aseguró que “a horas de haber finalizado el acto eleccionario, mantenemos nuestra tradición diplomática de no injerencia en cuestiones internas en otras naciones”. 

La queja del representante de Human Rights Watch

A propósito de eso último, Vivanco aseguró que se trata de un “disparate”. “Les ‘preocupan’ las detenciones pero no se pronuncian sobre las elecciones por tratarse de ‘cuestiones internas’ (…) En su opinión, las elecciones y la detención de candidatos presidenciales son dos cosas distintas”, publicó. 

Vale destacar que el pronunciamiento argentino no fue el único en la mira de Vivanco, que también rechazó la postura de Bolivia en favor de las elecciones en Nicaragua. 

Para el dirigente del organismo internacional de Derechos Humanos, las elecciones en ese país son “una farsa” ya que se realizan sin observadores internacionales y el régimen no ha permitido que ingresen periodistas internacionales al país”. 

“Ortega ejerce el control de todos los poderes, incluyendo la Asamblea Nacional, los tribunales y el Consejo Supremo Electoral. Las instituciones del estado son utilizadas para reprimir y castigar a cualquiera que sea percibido como crítico y garantizar la impunidad de Ortega”, opinó Vivanco a través de las redes.

Fuente: Perfil 

Exit mobile version