Tragedia de Once: el ex secretario de Transporte K Juan Pablo Schiavi quedó a un paso de la libertad condicional


Preso desde octubre de 2018 en el marco de la causa por la Tragedia de Once, el ex secretario de Transporte del gobierno kirchnerista, Juan Pablo Schiavi, está a un paso de dejar la prisión. El fiscal de ejecución penal, Nicolás Czizik, le concedió la libertad condicional al entender que cumplió los dos tercios de la sentencia condenatoria y que cumple con los requisitos como por ejemplo “se le atribuyó conducta ejemplar” en el último informe carcelario.

En los próximos días el ex secretario de Transporte podría recuperar su libertad. La decisión está en manos del juez de ejecución penal, Jorge Gorini, quien tiene la última palabra aunque la opinión del fiscal es clave.

La noticia se conoce días después de que José López -ex secretario de Obras Públicas-, haya dejado el Penal de Ezeiza. Así, de los ex funcionarios kirchneristas que pasaron por la cárcel, solo quedará preso su antecesor, Ricardo Jaime.

En septiembre del año pasado la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena al ex secretario de Transporte de la Nación Juan Pablo Schiavi a 5 años y medio de prisión en la causa por la Tragedia de Once.

En este expediente el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) lo encontró responsable de los delitos de administración fraudulenta en carácter de partícipe necesario, en concurso real con el delito de estrago culposo agravado por haber causado la muerte de cincuenta y dos (52) personas, y lesiones en setecientas ochenta y nueve (789) personas, en calidad de autor.

Siempre detenido en el Penal de Ezeiza, Schiavi solicitó en esta ocasión su libertad condicional al considerar que ya se dio cumplimiento a los dos tercios de su condena. Esto teniendo en cuenta que durante el control de la ejecución de la pena, se le redujo la pena en 192 días en una primera ocasión y de 61 días en la segunda oportunidad en base a la Ley del Estímulo Educativo. “

Diplomatura en Escritura Creativa”, “Reparador de Refrigeradores Domésticos “Introducción a la Antropología Cristiana”, hasta “Montador eléctrico”, Forestador, Práctico en Injertos”, son algunos del los cursos aceptados para reducir en 192 días el cumplimiento de su pena.

La justicia desestimó otras capacitaciones que la defensa incluyó en un extenso listado enviado a la justicia para tratar de reducir aún más la sentencia, como “Mi propia huerta”, “Jardín vertical”, “Construcción de termotanques solares”, “Cultivo hidropónico en casa”.

Ante esa situación y con los plazos procesales cumplidos, el fiscal de ejecución Penal, señaló que en la calificación trimestral del mes de septiembre del corriente año “la autoridad carcelaria decidió asignarle al interno nota de conducta ejemplar diez (10) y concepto muy bueno ocho (8). A ello debe agregarse que se encuentra transitando el Periodo de Prueba desde el día 22 de septiembre de 2021″.

Al respecto, la fiscalía remarcó que “en lo que a la nota conductual se refiere, habremos de entender que al devenir ejemplar diez (10), sumado al hecho de que no registra correctivos disciplinarios, cumple con el presupuesto exigido” en el Código Penal.

Por otro lado, se destacó que Schiavi tiene un desempeño intramuros “favorable” ya que “los logros formativos y personales alcanzados, conforme surge de la totalidad de los informes glosados”. Entre ellos se destacó que realizó “diversas capacitaciones”.

Desde el aspecto laboral, se informó que si bien no desarrolla tareas remuneradas intramuros, Schiavi “solicitó su afectación en fecha 20 de febrero de 2020 encontrándose a la espera de cupo disponible; sin perjuicio de ello el área correspondiente se expidió en forma favorable respecto del instituto liberatorio”.

Después de analizar diversos informes el fiscal Nicolás Czizik sostuvo en su dictamen: “se advierte que Juan Pablo Schiavi ha satisfecho dentro la progresividad un tramo mensurable y positivo, lo que permite verosímilmente vislumbrar una favorable reinserción social”.

La fiscalía de ejecución penal pidió que tras la liberación de Schiavi, y de acuerdo con lo expuesto por los profesionales intervinientes, “corresponde que se imponga como regla de conducta la obligación de realizar un tratamiento psicoterapéutico de seguimiento y contención, debiéndose encomendar a la D.C.A.E.P. la asignación de la institución adecuada para ello”.

De concretarse será la segunda libertad condicional firmada en la última semana. El viernes pasado el TOF 1 le concedió dicho beneficio a José López condenado por enriquecimiento ilícito desde 2018 y pese a no contar con la firmeza de su fallo por parte de la Corte Suprema de Justicia, se contabilizó el tiempo detenido desde su condena.

La acusación por la Tragedia de Once

Cuando el Máximo Tribunal confirmó la condena de Schiavi, señaló que hubieron hechos de corrupción que rodearon al accidente durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner. Se recordó que la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal había dado “por verificada la deliberada decisión de las autoridades de TBA (los Cirigliano) de no realizar el mantenimiento de los bienes concesionados, contando con la colaboración necesaria de los directivos de Cometrans SA y, especialmente, de los funcionarios –Secretarios de Transporte- integrantes del gobierno de ese entonces”.

Ricardo Jaime, Schiavi y otros funcionarios “tenían la obligación de supervisar el control y la fiscalización del sistema de transporte ferroviario, deber que deliberadamente incumplieron; todo lo cual ocasionó un paulatino deterioro del material rodante y la disminución de su vida útil, ocasionándose un enorme perjuicio al patrimonio estatal. Se calificó este suceso como constitutivo del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.

En esa misma línea  se comprobó que la tragedia de Once, “no sólo se ocasionó con motivo de la negligente conducción del maquinista, sino que además encontraba explicación en una diversidad de factores que se encuentran ampliamente descriptos en la sentencia y que responden a las pésimas condiciones en que se explotaba el servicio, a partir de las políticas empresariales verificadas y la ausencia de los controles serios por parte de la Secretaría de Transporte, que representaba un constante peligro para la vida de las personas que a diario utilizaban los trenes que circulaban con un deficitario estándar de eficiencia y seguridad.”

Mirá también
Mirá también



Source link

Exit mobile version