El BCRA tuvo que vender USD 180 millones ante la fuerte demanda mayorista

En la rueda interbancaria se negociaron casi USD 800 millones, el mayor monto en dos años. La entidad monetaria acumula un saldo neto negativo de USD 320 millones en noviembre por su participación cambiaria

En una rueda de fuerte volumen operado en el mercado mayorista, el Banco Central volvió a ponerse del lado vendedor para equilibrar la liquidez. 

Estimaciones privadas cifran en unos USD 180 millones el saldo vendedor de la entidad monetaria en una rueda de contado (spot) donde la demanda se acercó a los 800 millones, el más elevado en dos años. 

Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio, refirió que el monto operado en el segmento de contado (spot) fue de unos USD 770,9 millones y explicó que el “feriado de mañana en los Estados Unidos pudo haber tenido impacto en el monto negociado en la plaza local”. 

El volumen operado este miércoles en el segmento de contado fue el más alto desde el 25 de octubre de 2019, dos años atrás, la rueda previa a la imposición de un “cepo” de USD 200 mensual para la demanda minorista. 

El Banco Central continúa en noviembre con su diaria intervención reguladora de liquidez en el mercado mayorista y en el mes anota un saldo negativo de unos 320 millones de dólares.

Aun con las regulaciones vigentes, el BCRA retomó las ventas en el MULC en la ultima semana previa a las elecciones. La autoridad monetaria se desprendió el martes de USD 110 millones, tras un saldo neutro el lunes y después de la compra de USD 200 millones el viernes, dada la limitación a la posición global en moneda extranjera impuesta a las entidades financieras. La medida se sumó a las regulaciones parciales de las importaciones, pero tuvo un efecto limitado con el BCRA volviendo rápidamente a una postura vendedora. 

“La demanda por cobertura se hace notar. A solo días de las elecciones legislativas este domingo, se exacerbó la búsqueda de cobertura. Lo vimos reflejado en la performance de los soberanos dólar linked tras las PASO en septiembre, y particularmente, en las primeras ruedas de noviembre”, analizaron desde Portfolio Personal Inversiones. 

Este miércoles sacrificó unos USD 180 millones para equilibrar la oferta interbancaria

El economista Gustavo Ber indicó que “los operadores siguen con atención la rápida reanudación de los saldos negativos que dejan las intervenciones al BCRA, el cual se espera que podría evaluar un nuevo régimen tras los comicios para frenar el drenaje en las reservas netas”. 

“Una vez más las regulaciones ponen paños fríos a los dólares financieros, y a aquellas referencias más libres, aunque como en anteriores ocasiones dicho impasse al final quedaría sujeto a que se mejoren las expectativas, y así aminore la búsqueda de cobertura, ante las preocupaciones que despiertan los desequilibrios fiscales, monetarios y cambiarios”, añadió el titular del Estudio Ber. 

Los agentes del mercado consideran prioritario alcanzar un acuerdo por la deuda con el Fondo Monetario Internacional. El cronograma original prevé un repago del stand by con el organismo por casi USD 19.000 millones en 2022 y USD 18.000 millones en 2023. La renegociación de estos vencimientos incluso ya está incluida en los números del proyecto de ley de Presupuesto 2022. 

Mientras tanto, se deberán antes de fin de año unos USD 1.900 millones en diciembre, que es probable que se abonen con los nuevos DEG (Derechos Especiales de Giro) transferidos por el FMI meses atrás, tal como realizó en el último pago del mes de septiembre. 

Las reservas internacionales crecieron este martes en USD 83 millones, a USD 42.879 millones, ya que el BCRA registró el ingreso de USD 296 millones correspondientes a desembolsos por USD 237 millones del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y otros USD 59 millones del BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento).

Fuente: Infobae

Exit mobile version