“Los hermanos sean unidos”: José y Rafael Hernández, la relación que inspiró el Martín Fierro con un conmovedor final

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

Related posts

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

José y Rafael Hernández.

“Los hermanos sean unidos

porque esa es la ley primera;

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque si entre ellos pelean

los devoran los de afuera.”

José Rafael Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la Chacra Pueyrredón, hoy Villa Ballester en el partido de San Martín, su mamá era Isabel de Pueyrredón por lo que pertenecía a una de las familias más tradicionales de Buenos Aires. Aunque la familia de la madre era unitaria, ella y su padre -Rafael- eran federales motivo por el cual debieron exiliarse en Montevideo para escapar de La Mazorca en tiempos rosistas.

 

José tenía dos hermanos, Rafael y Magdalena. El primero se transformaría en su gran compañero durante gran parte de su niñez, ya que ambos pasaron por varias casas de familiares para ser educados en ausencia de sus progenitores. A la vuelta de su padre y tras la muerte de su madre, los hermanos se fueron con él a una estancia en Sierra de los Padres donde José “se hizo gaucho”. Allí aprendió a camperar, jinetear y hasta peleó con los indios pampas.

José HernándezJosé Hernández.

La tragedia volvería a golpear a los hermanos, su padre murió víctima de un rayo lo que hizo que ambos afiancen su vínculo. Rafael era seis años menor por lo que José debió ejercer el rol de hermano-padre. “Me han contando que el mayor nunca dejaba a su hermano”, dicta una de las estrofas del Martín Fierro. Una autorreferencia que cumplió al pie de la letra.

 

Los hermanos ingresaron al partido federal para iniciar su período militar, se trasladaron a Entre Ríos donde José se puso al servicio del suegro de López Jordan -Ramón Puig-. Ambos sirvieron en el batallón de primera línea en Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez y cuando ocurrió la llamada Heroica de Paysandú en 1864, fue al rescate de su hermano menor quien había resultado herido.

Chacra Pueyrredón, historiaChacra Pueyrredón. 

José jamás dejó de lado su rol periodístico y en el tiempo que vivió en el interior se dedicó a atacar las políticas centralistas porteñas con poemas y criticando a personajes como Domingo Sarmiento. A su regreso a Buenos Aires fundó el periódico El Río de la Plata junto a su compañero de aventuras donde reivindicaron la figura del gaucho, esto sentaría las bases para lo que luego sería el Martín Fierro.

Martín Fierro, libroEdición de 1894 del Martín Fierro. 

Nunca se pudo confirmar, pero cuando el Hernández mayor acompañó a López Jordán al exilio en Montevideo se dice que conoció a un paisano de nombre Martín Fiero quien habría servido de inspiración para su obra más importante. A su regreso al país escribió aquel poema que relata los pesares, andanzas y vida de los gauchos que tanto conocía y que lo acompañaron durante gran parte de su vida.

 

Años después y un nuevo exilio obligado por su enfrentamiento con Sarmiento, José pudo finalmente publicar su Martín Fierro en 1874. El éxito fue tal que le dio una estabilidad económica que le permitió mudarse a una quinta de Belgrano, cerca de donde vivía Rafael, para ponerse a trabajar en “La Vuelta”. Los años que le siguieron lo vieron trabajando en la política, siendo parte de la Legislatura Bonaerense hasta que su salud comenzó a deteriorarse.

Mausoleo de José Hernández en el cementerio de la RecoletaMausoleo de Hernández en la Recoleta. 

La diabetes hizo estragos en su cuerpo que dijo basta el 21 de octubre de 1886, murió en los brazos de su adorado hermano dedicándole sus últimas palabras: “Hermano, esto está concluido”. Rafael vivió 20 años más, incentivando y cuidando los poemas y publicaciones que había dejado José hasta que murió en 1903. Los hermanos Hernández fueron unidos hasta el último minuto de sus vidas, honrando aquellos versos que hoy son parte esencial de la cultura argentina.

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends


Noticias relacionadas

Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


Los libres del Sur: rebelión contra Rosas, traiciones y la cabeza del hijo de un prócer exhibida por casi una década


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


La historia de los murales del Gran Hotel Provincial: rencores, censura y el “milagro” de cómo se conservaron


Historia
Martín Fierro
Hermanos

Diario 26

Yasmin Ali

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.