Cafiero en la OEA: “La no intervención y el diálogo entre gobiernos no puede ignorar la violación de los derechos humanos”



El canciller Santiago Cafiero participó hoy por vía virtual de la sesión plenaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde evitó referirse directamente a las elecciones de Nicaragua pero sostuvo que “el respeto a la no intervención acompañada por el diálogo entre gobiernos no puede ignorar la violación de los derechos humanos”.

En el marco del 51° período de sesiones extraordinarias de la organización que se celebra en Guatemala, Cafiero defendió la posición de la Argentina sobre el escenario global en la post- pandemia y la actualidad regional, al tiempo que cuestionó el rol de la OEA encabezada por Luis Almagro, a quien en los últimos meses el Gobierno criticó varias veces.

La reunión se dio luego del proceso electoral en Nicaragua que le otorgó al presidente de ese país, Daniel Ortega, la reelección para un cuarto mandato consecutivo con los dirigentes opositores presos o exiliados y denuncias sobre violaciones a los derechos humanos.

La posición distante de la Argentina frente al tema generó críticas de la oposición al Gobierno en los últimos días y, en su primer discurso ante la OEA como ministro de Relaciones Exteriores, Cafiero evitó hacer referencias directas a Nicaragua, aunque defendió el principio de “no injerencia” a la vez que condenó las “violaciones a los derechos humanos”.

“Es claro que el respeto a la no intervención acompañada por el diálogo entre nuestros gobiernos no puede ignorar la violación de los derechos humanos, en particular de los derechos políticos, en un contexto de elecciones, donde las proscripciones y los presos políticos no tienen lugar”, señaló el canciller.

Sin mencionar a Nicaragua pero en una clara alusión al controvertido proceso electoral de ese país, el máximo responsable de la diplomacia argentina agregó: “No podemos pasar por alto el imperativo de preservar las instituciones democráticas”.

En medio de citas a Juan Domingo Perón y al Papa Francisco, Cafiero subrayó que “la plena vigencia de la democracia y del estado de derecho es la esencia misma de esta organización” y agregó: “Nos compromete a garantizar la elección de los gobernantes mediante la celebración periódica de comicios libres y transparentes”.

En este sentido, destacó que corresponde a la OEA “la construcción y fortalecimiento” de las instituciones democráticas, al tiempo que citó el artículo de la Carta del organismo que indica: “Todo Estado tiene derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social, y a organizarse en la forma que más le convenga, y tiene el deber de no intervenir en los asuntos de otro Estado”.

Durante su exposición, Cafiero cuestionó el rol de la OEA en las últimos años, principalmente frente a la crisis institucional que vivió Bolivia en 2019 y que forzó la salida del entonces presidente Evo Morales del gobierno y del país.

“Debemos recuperar en la OEA la capacidad de consensuar soluciones basadas en el respeto a la soberanía y la igualdad de los Estados Miembros. Se debe despejar la triste historia reciente de haberse apartado de sus fundamentos al apoyar la interrupción al orden democrático como sucedió en Bolivia”, sostuvo el funcionario.

Exit mobile version