El dólar libre bajó a $200

El Banco Central se desprendió de USD 290 millones en la antesala de las elecciones

Este viernes el Banco Central (BCRA) tuvo una activa intervención para contener al mercado cambiario, ante los previsibles reacomodamientos tácticos de carteras a la espera de los comicios legislativas del domingo que son considerados clave para el futuro político y económico. 

Por otra parte aportó cierta distensión el fuerte recorte de precios observado ene el mercado libre, donde el dólar “blue” retrocedió 3,1% o $5,50, desde su récord histórico, para terminar la semana con números redondos de $200 para la venta y 100 por ciento de brecha respecto del tipo de cambio oficial, a $100,22 en la plaza mayorista. 

Fue allí donde el Banco Central intensificó las ventas de divisas para mantener la gradual devaluación del peso, en un marco de menores liquidaciones de exportaciones del agro, y a pocas horas de la crucial elección legislativa. 

La entidad monetaria sacrificó este viernes unos USD 290 millones por su intervención en la plaza interbancaria, donde se transan las operaciones ligadas al comercio exterior. 

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 952,140 millones, un récord en más de dos años, puesto que fue el más elevado desde el 25 de octubre de 2019, antes de establecerse un tope de USD 200 mensual para la demanda privada. 

En la semana, tras cuatro ruedas consecutivas de importantes posturas vendedoras, el BCRA vendió reservas líquidas por 634 millones de dólares. 

Al margen de las coberturas preelectorales y tratar de no quedar posicionados en pesos, los inversores aguardan el resultado de las urnas para ver qué reacción tendrá la administración del presidente Alberto Fernández a partir del lunes. 

Recientes encuestas señalan que el partido opositor Juntos Por el Cambio podría vencer al gobernante Frente de Todos en los comicios de este domingo, luego de la rotunda victoria en las elecciones primarias del 12 de septiembre. De ser así, el oficialismo perdería la mayoría en el Congreso. 

“La suerte está echada”, parafraseó Roberto Drimer, director de la consultora VaTnet. “La presumible derrota electoral del oficialismo haría pronosticar mayores disensos en su seno (…) Las peleas entre los timoneles en medio de una tormenta financiera no suelen resultar buenas noticias para los mercados”, dijo a Reuters. 

Junto a las dudas político, la economía mira la notoria debilidad del peso, las lentas negociaciones con el FMI por el stand by de USD 45.000 millones, una muy fuerte inflación superior al 50% anual y un creciente déficit fiscal con emisión monetaria. 

Pérdidas para acciones y bonos 

Los títulos bursátiles cerraron en baja el viernes y el índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires perdió un 1%, a 94.963 unidades, tras marcar un valor máximo histórico intradiario de 97.024 puntos el miércoles de esta semana. 

“Tras los comicios llegarán las reacciones y estrategias políticas del oficialismo, y de la oposición, las cuales resultan claves para evaluar la viabilidad de encarar un ámbito de consensos que permita avanzar hacia un acuerdo con el FMI y una convergencia en los desequilibrios económicos”, señaló el economista Gustavo Ber. 

Ber acotó que “los inversores esperan novedades a corto plazo ya que reconocen que la actual dinámica no resulta sustentable, y es por ello que se requieren de urgentes definiciones que permitan evitar a tiempo una nueva crisis”. 

A criterio de los analistas, la intensa búsqueda de cobertura en dólares ratifica los temores a una eventual mayor agilización en el ritmo devaluatorio, aunque desde el Gobierno se desmiente esta alternativa pese a la brusca brecha cambiaria de 100%, la más alta en un año. 

“Creemos que, ante el exceso de pesos y la alta demanda de dólares, bajo estos niveles de incertidumbre y de desconfianza, algo tiene que pasar en el tipo de cambio real”, afirmó en un reporte la consultora Portfolio Personal Inversiones. 

Los bonos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) cayeron en promedio un 0,2% en pesos ante persistentes desarmes de carteras por las dudas financieras de corto y mediano plazo pese a los atractivos retornos. En la semana cedieron un 1,2% en su conjunto. 

El riesgo país argentino elaborado por el banco JP Morgan alcanzaba los 1.748 puntos básicos a las 17 horas, frente a un nivel récord de 1.753 unidades anotado en la tarde del jueves.

Fuente: Infobae

Exit mobile version