El consumo de carne no repunta y registra los niveles más bajos en un siglo

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Related posts

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Foto NA.

A raíz de los elevadísimos precios de venta al público, el consumo de carne vacuna se mantuvo durante octubre en uno de los peores registros en cien años, ya que la gente prefiere otros cortes como el cerdo o el pollo, según un informe de la cámara que reúne a frigoríficos locales.

 

De acuerdo con el estudio, la ingesta per cápita se ubicó en 47 kilos durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

 

De este modo, los habitantes de la Argentina están comiendo unos 3 kilos menos de carne por persona que el año pasado, como consecuencia directa de la suba de precios.

 

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno, como restringir las exportaciones e impulsar cortes populares a bajo precio, el consumo de carne no se recupera.

 

Con una inflación que sigue desgastando salarios, el habitante medio prefirió reemplazar la carne por otros cortes o directamente por otros alimentos.

 

A diferencia de la carne vacuna, la del cerdo ya se ubica en torno a los 20,5 kilos de consumo por habitante y el pollo, casi similar a la vacuna, con 46,5/47 kilos.

 

En 2008, el consumo de carne vacuna por habitante superaba los 69 kilos, por lo que el nivel actual representa una baja de casi 32%.


Noticias relacionadas

Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


Las exportaciones de carne vacuna crecieron casi 25% en septiembre


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


El Ministerio de Agricultura reabrió la exportación de carne a China: los detalles


Carne

Consumo
Economía argentina

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.