Elecciones 2021: La oposición celebró el triunfo nacional sobre el kirchnerismo


El amplio triunfo que logró Juntos por el Cambio en todo el país, por casi diez puntos de diferencia, prevaleció como idea central del discurso de los integrantes de la coalición en el búnker opositor, por encima de la holgada victoria en la Ciudad de Buenos Aires y del éxito ajustado en la provincia de Buenos Aires.

Así se advirtió en el mensaje que bajaron los principales referentes de la coalición a nivel nacional, e incluso lo hicieron candidatos porteños como María Eugenia Vidal, Ricardo López Murphy o Martín Tetaz. “Ganamos por diez puntos en todo el país y le sacamos al oficialismo el quórum propio en el Senado”, fue el título común, y el principal motivo de satisfacción.

Con búnker unificado finalmente, a diferencia de lo que sucedió en las PASO, uno de los primeros en resaltar la performance nacional fue Martín Lousteau, líder de Evolución, quien esbozaba una sonrisa cerca de las 20 cuando advertía que, de acuerdo a lo que indicaban las mesas testigo, Juntos por el Cambio sacaba diferencias irremontables en provincias clave como Córdoba y Santa Fe y se imponía en otras estratégicas para definir el futuro del Senado como La Pampa y Chubut.

El radical Alfredo Cornejo fue uno de los que resaltó la victoria de Juntos por el Cambio en todo el país.

Alfredo Cornejo, referente del radicalismo y senador electo por Mendoza, celebraba también el éxito en su provincia, repetido y holgado como en las últimas elecciones, y planteaba también la necesidad de empezar a discutir desde un lugar diferente de poder el futuro parlamentario de la coalición. En la reunión de este lunes, desde las 16, de la mesa nacional del espacio, se tratará la letra chica de la estrategia legislativa de cara a lo que viene.

Hay un tema que parece haber quedado en el pasado: la disputa por la presidencia de la Cámara de Diputados. Según la mayoría de los actores nacionales de la oposición, no hay necesidad de ir detrás de una pelea que demanda responsabilidades que hoy son del Gobierno y que, al menos ahora, no supone un rédito mayor al de portar la chapa de tener a un diputado propio liderando la Cámara.

“Tenemos que entender que a partir de los próximos días esta elección, por más buena que haya sido para nosotros, saldrá de la agenda, y que la economía va a marcar el rumbo, con la inflación en alza, el frente cambiario siempre complicado y el acuerdo con el FMI por delante”, decía una voz autorizada sobre lo que viene. Observar desde afuera los desafíos que deberá resolver el Ejecutivo parece la opción más rentable.

Provincia por provincia, el análisis fue común entre todos los actores del cambiemismo. En el caso de Buenos Aires, reconocían el efecto que tuvo a favor del Frente de Todos la suba de la cantidad de gente que fue a votar. “Demostraron que siguen siendo fuertes en la tercera sección, estiraron ahí y emparejaron la primera”, resumían sobre la performance bonaerense del oficialismo, aunque a la par resaltaban que, aun así, “les ganamos”. Tetaz fue el que más claro lo dejó: “Por más que pusieron toda la platita en la provincia de Buenos Aires, no les alcanzó para ganarnos”.

“Le ganamos al peronismo unido en la Provincia, algo que no pasaba hace años”, comentaba Darío Nieto, ex secretario privado de Mauricio Macri y legislador porteño electo. Y daba un dato, valorado internamente dentro de la coalición, sobre la importancia de que elección tras elección, Juntos por el Cambio viene manteniendo un piso mínimo de entre 41 y 42 puntos a nivel nacional.

La elección cordobesa, donde Juntos por el Cambio tocó los 55 puntos, y la santafesina, donde llegó a 40 puntos y ganó por ocho de ventaja, fueron dos de las victorias que más se celebraron. Aunque también se resaltaron las logradas en Chubut y La Pampa, por diez y seis puntos, que cambiarán la dinámica del Senado. El éxito en Misiones fue otro motivo de festejo, como los de Jujuy y Corrientes, dos provincias gobernadas por Juntos por el Cambio. Y la paridad en Tucumán y en Salta, donde la coalición perdió por una distancia de 2 y 1,3 puntos, respectivamente.

Martín Lousteau, otro de los dirigentes que integra la mesa nacional de Juntos por el Cambio.

Pasadas las 22.30, los representantes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio plasmaron todas esas sensaciones en la conferencia de prensa que dieron en una de las salas del búnker. Hablaron, como presidenta del PRO, Patricia Bullrich, por la UCR Alfredo Cornejo, por la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro, por el peronismo republicano Miguel Ángel Pichetto y por Evolución Martín Lousteau.

“La primera reacción del Presidente es un video en el que se dedica a culpar al Gobierno anterior”, dijo Lousteau, en crítica directa al oficialismo. Ferraro, en tanto, destacó el hecho de haberle “arrebatado la mayoría a la vicepresidenta de la Nación en el Senado”. Cornejo, por su parte, reconoció “la influencia del aparato estatal en la provincia”, aunque resaltó que incluso así “ganamos ambas elecciones en la Provincia”. 

Más allá de las declaraciones de la noche del domingo, con la elección fresca, el análisis de cómo seguir se dará en la cumbre de toda la mesa nacional de este lunes por la tarde. Estarán todos los integrantes de la coalición, con la excepción de Mauricio Macri, que viajará a Arabia Saudita por su trabajo como presidente en la Fundación FIFA.

Mirá también
Mirá también



Source link

Exit mobile version