Escándalo en el triunfo de Barracas Central: el árbitro omitió gestos obscenos


Barracas Central venció 3-1 a Villa Dálmine en el partido correspondiente a la última fecha de la Primera Nacional y aseguró su lugar en la final que decretará el primer ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino. Dylan Glabi (26 minutos), Juan Manuel Vázquez (55′) y Enzo Ybañez (92′) anotaron los goles de la visita, mientras que Francisco Nouet (75′) descontó parcialmente para el conjunto de Campana.

En sintonía con las 34 fechas que compusieron al campeonato, la polémica arbitral no quedó al margen. Una vez consumada la tercera conquista del “Guapo”, el arquero Maximiliano Gagliardo -que ya tenía amarilla- festejó con gestos obscenos contra el público local y debió ser expulsado por doble amonestación. El juez Pablo Dóvalo omitió la acción y el guardameta podrá disputar la definición para subir de categoría.

El equipo de Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de la AFA, encendió las sospechas durante sus últimas temporadas a partir de los reiterados fallos arbitrales de los que resultó favorecido. Ya la designación de Dóvalo como encargado de impartir justicia generó controversias en la previa, dado que fue el réferi que más dirigió a Barracas y con el que nunca cayó derrotado.

Incluso cuando transitaba el torneo de la Primera B Metropolitana, la Asociación del Fútbol Argentino decidió modificar el reglamento del certamen con el mismo en plena competencia. Este hecho benefició al conjunto de Tapia, que logró el ascenso a la segunda divisional en la temporada 2018/19.





Source link

Exit mobile version